Logo Passei Direto

A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
61 pág.
SEMIOLOGÍA ABDOMINAL

Pré-visualização | Página 1 de 11

SEMIOLOGÍA ABDOMINAL
Libro base Vacuno
ANATOMIA
El abdomen es una gran cavidad, en la cual se encuentran en distintos planos y alturas, un gran número de vísceras.
Cada víscera representara una semiología característica propia dependiendo de la región en la que se encuentra.
Limite interno:
· Por arriba: la cúpula diafragmática
· Por debajo: el estrecho superior de la pelvis
· Por detrás: la columna lumbar
· Por delante y ambos lados: la pared abdominal propiamente dicha, la cual se encuentra integrada por músculos, aponeurosis, tejido celular subcutáneo y piel. La pared abdominal tiene su cara interna revestida por el peritoneo (parietal), serosa que reacciona fácilmente ante cualquier lesión visceral.
Región toracoabdominal
La división topográfica del abdomen comprende la región anterolateral y la región posterior. Las líneas medioaxilares establecen los limites entre estas regiones.
Pared posterior:
· Linea vertical media a nivel de las apofisis espinosas
· Dos lineas verticales a ambos lados que van de la 12ma costilla al 1/3 posterior de la cresta iliaca derecha e izquierda
· De esta manera se crean 2 regiones: externa o lumboabdominal e interna o renal.
Pared anterolateral:
La división de la pared anterolateral establecen las “regiones abdominales”.
· Dos líneas horizontales: superior e inferior
- La linea superior es la línea TORACOABDOMINAL (LTA) que sigue el reborde costal anterior desde el apéndice xifoides hasta la T7 por atrás
- La línea inferior es la línea ABDOMINOPELVICA (LAP) que sigue ambas crestas iliacas pasando por la L4.
· Dos lineas verticales: continuación de la línea medioclavicular, pasa por las tetillas y se extiende hacia abajo hacia las ramas del pubis.
Regiones del abdomen
Esta división en 9 cuadrantes es útil para establecer la relación de algunos síntomas superficiales como el dolor o signos como tumoraciones con los órganos intraabdominales correspondiente.
Es importante conocer el porgano proyectado en cada egión específica.
Hipocondrio derecho: encontramos principalmente al hígado y la vesícula biliar, también el angulo derecho del colon.
Epigastrio: también encontramos el lóbulo izquierdo del hígado, la unión gastroesofágica y cuerpo y cola del páncreas.
Hipocondrio izquierdo: tambiém se puede encontrar en algunos casos parte del hígado, pero principalmente es ocupada por el estomago y el bazo junto con el angulo esplénico del colon.
Región umbilical: ubicamos las asas intestinales y el complejo duodenopancreas.
Flancos: encontramos principalmente las partes ascendente y descendente del colon a la derecha y a la izquierda, respectivamente.
Fosa iliaca derecha: encontramos el ciego y el apéndice.
Fosa iliaca izquierda: encontramos al colon sigmoide. En la mujer en las fosas iliacas también ubicamos los ovarios y las trompas.
Hipogastrio: esta ocupado por la ampolla rectal y recto, por las asas intestinales bajas, por el utero (solamente el gestante) y por la vejiga (solo cuando la misma este llena).
EXPLORACIÓN DEL ABDOMEN
1) Inspección
2) Auscultación
3) Percusión
4) Palpación
Siempre se ausculta primero, porque la percusión y la palpación pueden alterar los ruidos hidroaéreos intestinales. Se usa el diafragma del estetoscopio para auscultar los ruidos intestinales, que habitualmente son de tono alto, y la campana para aulscultar los sonidos vasculares, de tono bajo.
Antes de la palpación profunda realice una palpación superficial.
La percusión y la palpación pueden combinarse. Cuando examine un órgnao debe hacerlo completamente, por ambos métodos, antes de pasar al examen de otro órgano. Por ejemplo, cuando examine el hígado, primero percuta sus límites y después pálpelo.
1) INSPECCIÓN
La inspección comienza con el paciente de pie, al cual se observa por delante, de perfil y por detrás; luego se continúa en decúbito dorsal, con los brazos a los lados del cuerpo, las piernas extendidas sin elevar la cabeza, relajado.
Buena iluminación, y temperatura adecuada. El examinador debe tener las manos calientes y las uñas cortas.
El examinador se colocará de pie, frente a los pies de la cama.
Se debe descubrir las prendas desde la areola hasta la raíz del pene (en el varón) o hasta la espina del pubis (en la mujer). Cuidar el pudor del paciente.
Examinar al final la zona dolorosa.
a. Morfología: forma, tamaño y simetría.
b. Estado de la pared: deformaciones globales y parciales, ya sea depresiones o prominencias. La inspección se puede complementar con maniobras específicas de contracción del abdomen.
c. Estado de la superficie: se observan las condiciones de la piel, el sistema piloso y su implantación, las características del ombligo y la presencia de cicatrices, estrías y circulación colateral.
d. Movimientos: respiratorios y no relacionados con la respiración (peristálticos, fetales, vasculares, nerviosos).
Alteraciones del contorno abdominal:
Normalmente tiene formal redondeada o plano, describiendo un S itálica con zona de depresión en la región umbilical.
El perfil abdominal normal y la simetría pueden perderse por cicatrices o aumento/disminución del volumen abdominal.
El abdomen puede estar globalmente aumentado (globuloso o prominente) o disminuido globalmente (abdomen excavado) o presentar aumento de volumen en una región localizada.
· ABDOMEN EN BATEA: disminución del volumen abdominal, perdida del tejido celular y de masa muscular, las salientes óseas se acentúan, la piel es seca y lisa, los pliegues cutáneos se acentúan, cicatriz umbilical retraída, aparecen en desnutrición grave, neoplasia avanzada, infecciones crónicas.
· AUMENTO GLOBAL DEL VOLUMEN ABDOMINAL:
- Aumento del tejido subcutáneo (pctes obesos)
- Aumento de gas intraabdominal (meteorismo)
- Presencia de liquido libre en cavidad abdominal (ascitis)
- Presencia de masa intraabdominal (tumores)
- Fecaloma.
· VIENTRE EN BATRACIO: aumento del diámetro transversal del abdomen; puede ser causado por obesidad o aumento de la ascitis en forma progresiva. Se debe a una disminución de la tonacidad, de la potencia de los músculos rectos anteriores, de los oblicuos, y finalmente, del transverso.
· VIENTRE EN OBÚS: es el aumento anteroposterior del abdomen. Ocurre en forma mas o emnos aguda, la disminución de la tonicidad y potencia solo esta presente en los rectos anteriores. Se observa en mujeres embarazadas, quistes de ovarios gigantes, ascitis en sus primeras etapas.
· ABDOMEN EN DELANTAL: se presenta en grados avanzados de obesidad, en el cual el abdomen superior engrosado por abundante tejido adiposo, cuelga sobre el inferior y el pubis, cubriendo inclusive los genitales.
· METEORISMO (AUMENTO LOCALIZADO DEL ABDOMEN): consiste en la distención del abdomen por gases contenidos en el tubo gastrointestinal.
- Signo de Gobiet: balonamiento epigástrico debido a la parálisis conjunta del estomago y colon transverso en la pancreatitis (empastamiento).
- Dilatación aguda del estomago: de causa desconocida.
- Cuadros obstructivos: depende de donde se produzca. Si es en el intestino delgado el meteorismo es central, en cambio si es colonico el meteorismo es periférico. Además, si las asas si dilatan por encima del obstáculo en pacientes no obesos se produce el abdomen en chapa de zinc y cuando este va acompañado por movimientos de lucha del intestino para vencer el obstáculo se visualizan movimientos de reptación.
· TUMORES (AUMENTO LOCALIZADO DEL ABDOMEN): estas a su vez pueden ser de la cavidad o de la pared.
- Prueba de Carnett: paciente en decúbito dorsal se insta a que levante las piernas obligando la contracción de los músculos abdominales. Si el tumor es intraperitoneal esta maniobra hace desaparecer, y si es de la pared no se modifica o puede hacerla más evidente.
(imagem)
· VÍSCERAS SOLIDAS: algunas visceras al aumentar de volumen por causas diversas pueden provocar un abombamiento circunscripto en ciertas regiones del abdomen (hepatomegalia, esplenomegalia).
· VÍSCERAS HUECAS: como la vejiga en un globo vesical. La vesícula biliar dilatada en tumores de páncreas.
CICATRIZ UMBILICAL
Normal
Página123456789...11