A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
239 pág.
mandel cien años de controversias en torno a la obra de karl marx

Pré-visualização | Página 1 de 50

ERNEST 
MANDEL
i s EL CAPITAL"
CIEN ÄWOS 
DE CONTROVERSIAS 
EM TORNO A LA OBRA 
DE KARL M ARX
m
siglo
veintiuno
editores
MÉXICO
ESPANA
ARGENTINA
COLOMBIA
I 
Qá
mm
s 
so
ci
ai
s 
B
Ü
LÎ
O
TE
C
A
mhusson
Texte tapé à la machine
mhusson
Texte tapé à la machine
1985
Tampon 
traducción de 
adriana sandoval, 
steSIa mastrangslo 
y martí soler
revisión de 
Jorge tula 
y martí soler
siglo veintiuno editores, sa de cv
CERRO DEL AGUA 2<8, DELEGACIÓN COYOACÁN, 04310 MÉXICO, D.F.
siglo veintiuno de españa editores, sa
C/PLAZA 5. MADRID 33, ESPAÑA
sigio veintiuno argentina editores, sa 
siglo veintiuno de Colombia, ltda
AV. 3a. 17-73 PRIMER PISÓ, BOGOTÁ,. D.E. COLOMBIA
M w m n ©e tm m m »
£ C1ÉMCWS SOGtMS
b ib l io t e c a
(JLÚvuCA-
tok lj .. ¿¿ '
primera edición en español,
© s ig lo xxr editores, s.a. de c.v. 
isbn 968-23-] 127-6
primera edición en inglés, 1976, 1978, 1981 
© e rne st mandel 
© pengu in books
en asociación con new left review
derechos reservados conforme a la ley
im preso y hecho en méxico / printed and m ade in mexico
INDICE
I. EL LIBRO PRIMERO
1. El propósito1 de El capital, 10; 2. El método de El 
capital, 15; 3. El plan de El capital, 23; 4. El plan del 
libro primero, 30; 5. La teoría marxista del valor-tra- 
bajo, 36; 6. El descubrimiento clave de Marx: su teoría 
del plusvalor, 44; 7. La teoría del capital de Marx, 52; 
8. La teoría de la acumulación del capital de Marx, 
58; 9. La teoría de los salarios de Marx, 64; 10. La 
teoría marxiana del dinero, 72; 11. El capital y el des­
tino del capitalismo, 78
a p é n d ic e : e l c a p ít u l o v i : Resultados del proceso inme­
diato de producción
II. EL LIBRO SEGUNDO
1. El lugar del libro segundo en el análisis general del 
capitalismo por Marx, 91; 2. Las tres formas del capi­
tal, 98; 3. El aspecto dual de la rotación del capital 
en la teoría económica de Marx, 101; 4. La significación 
de los esquemas de reproducción de Marx, 107; 5. Usó 
y abuso de los esquemas de reproducción, Í12; 6. Traba­
jo productivo y trabajo improductivo, 119; 7. ¿Los tra­
bajadores improductivos son parte del proletariado?, 
127; 8. La producción suntuaria, el plusvalor y la acu­
mulación de capital, 134; 9. ¿Cómo puede el capital 
comercial y financiero participar en la distribución del 
plusvalor social?, 140; 10. La crítica de Luxemburg a 
los esquemas de reproducción de Marx, 143; 11. El libro 
segundo de El capital y la explicación por Marx de 
las crisis capitalistas de sobreproducción, 151; 12. La 
circulación monetaria, el capital dinerario y el atesora­
miento de dinero, 157; 13. Crecimiento y crisis, 160
III . EL LIBRO TERCERO
El plan del libro tercero, 165; La nivelación de la tasa 
de ganancia, 167; El problema de la transformación: la 
controversia sobre realimentación, 175; El problema de 
la transformación: la confusión monetaria, 180; La con-
151
ÍNDICE
troversia sobre la baja de la tasa de ganancia, 183; Teo­
rías marxistas de las crisis, 191; El crédito y la tasa de 
interés, 206; La teoría marxiana de la plusganancia, 209 ; 
La especificidad de la agricultura capitalista, 216; El 
capitalismo como sistema y la burguesía como clase, 
222; El destino del capitalismo, 231
NOTA DEL EDITOR
Ediciones revisadas de El capital y con nuevas traducciones 
más cuidadas y modernas han aparecido en uno y otro idio­
ma. Entre 1978 y 1981, la casa editorial Penguin Books publicó 
una edición inglesa cuya versión y notas estuvieron a cargo 
del equipo de New Left Review. Las introducciones a los dis­
tintos libros eran de Ernest Mandel.
Tales introducciones son las que conforman el texto de este 
volumen, junto con un ensayo sobre el capítulo VI que tam­
bién forma parte de la edición inglesa.
Queremos advertir, además, que todas las citas que aquí se 
toman de El capital corresponden a la traducción de esta obra 
publicada por Siglo XXI, con el fin expreso de que el lector 
pueda igualmente considerar el texto de Em est Mandel como 
un estudio introductorio y de análisis referido a nuestra edi­
ción y de que tenga la facilidad de seguir el contexto cuantas 
veces lo considere necesario.
I
EL LIBRO PRIMERO
Cuando se publicó por prim era vez el libro primero de El ca­
pital, la industria capitalista, aunque predominante en algunos 
países de Europa occidental, todavía daba la impresión de una 
isla perdida en medio de un m ar de campesinos y artesanos 
independientes que cubría el mundo entero, incluyendo la ma­
yor parte de la propia Europa. Pero lo que El capital de Marx 
explicaba era sobre todo el impulso despiadado e inhumano 
de crecimiento que caracteriza a la producción en busca de la 
obtención de ganancias y el uso de estas ganancias predomi­
nantemente para la acumulación de capital. Desde que Marx 
lo escribió, la técnica y la industria capitalistas se han exten­
dido ciertamente por todo el mundo. Más aún, a medida que 
han ido extendiéndose, 110 sólo han aumentado1 la riqueza mate­
rial y las posibilidades de librar definitivamente a la humani­
dad de la carga de un ti^bajo insensato, repetitivo' y mecánico, 
sino que también ha aumentado la polarización de la sociedad 
entre cada vez menos propietarios del capital y cada vez más 
trabajadores manuales e intelectuales obligados a vender su 
fuerza de trabajo a dichos propietarios. La concentración de 
poder y riqueza en un pequeño' número de corporaciones indus­
tríales y financieras gigantes ha traído consigo una creciente 
lucha universal entre el capital y el trabajo.
Periódicamente, la clase burguesa y sus ideólogos han creído 
haber encontrado la piedra filosofal; se han sentido capaces, 
por consiguiente, de anunciar el fin de las crisis y de las con­
tradicciones socioeconómicas en el sistema capitalista. Pero, 
pese a las técnicas keynesianas, y no obstante todos los intentos 
de integrar a la clase obrera al capitalismo tardío, hoy, a lo 
largo de más de una década, el sistema parece tender a las 
crisis más que cuando Marx escribió El capital. De la guerra 
de Vietnam al sacudimiento del sistema monetario mundial; 
del brote de las luchas radicales de los trabajadores en Euro­
pa occidental a partir de 1968 al rechazo de los valores y la 
cultura burguesa por un gran número de jóvenes a lo largo 
y a lo ancho de todo el mundo; de las crisis ecológicas y ener­
géticas a las recesiones económicas recurrentes: no hay nece­
sidad de ir demasiado lejos para encontrar indicios de que el 
apogeo del capitalismo ha terminado. El capital explica por
[9]
10 EL LIBRO PRIMERO
qué las contradicciones cada vez más agudas del sistema eran 
tan inevitables como su impetuoso crecimiento. En ese sentido, 
contrariamente a una creencia generalmente aceptada, Marx es 
mucho más un economista del siglo xx que uno del xix. El mun­
do occidental de hoy se aproxima mucho más al modelo “puro” 
de El capital que aquel en el que fue escrito.
1. EL PROPÓSITO DE “ EL CAPITAL”
El propósito fundamental de Marx en El capital fue poner al 
descubierto las leyes del movimiento que rigen los orígenes, 
el surgimiento, el desarrollo, la decadencia y desaparición de 
una forma social dada de organización económica: el modo 
capitalista de producción. No buscaba leyes universales de la 
organización económica. De hecho, una de las tesis esenciales 
de El capital es que tales leyes no existen. Para Marx no exis­
ten leyes económicas válidas para cada formación social bási­
camente diferente, a excepción de trivialidades tales como la 
fórmula que señala que ninguna sociedad consume más de 
lo que produce sin reducir su acervo de riquezas, ya sea la 
fertilidad natural de la tierra, la población total, la masa 
de medios de producción o varios combinados. Cada forma 
social específica de organización