A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
559 pág.
AGENTES FÍSICOS TERAPÊUTICOS de Jorge Enrique. ECIMED 2008

Pré-visualização | Página 34 de 50

– Síndromes ictéricos según la evolución y el
momento en que se encuentre.
Metodología de aplicación o crenotecniaMetodología de aplicación o crenotecniaMetodología de aplicación o crenotecniaMetodología de aplicación o crenotecniaMetodología de aplicación o crenotecnia
Las aguas mineromedicinales pueden ser admi-
nistradas por diferentes vías, como pueden ser:
oral, inhalatoria, intracavitaria y tópica; con las
técnicas apropiadas en cada caso, según el tipo
de agua, afección a tratar, tolerancia e idiosin-
crasia del sujeto. Puede tenerse en cuenta cual-
quier otra circunstancia que concurra en cada
paciente, por lo que el tratamiento deberá ser
individualizado.1
Tabla 5.1. Continuación
Parte 3. Hidrología médica 76
Dentro de las vías de administración, las más tra-
dicionales, son la vía tópica y la vía oral o cura
hidropínica o de bebida; en este último caso, con-
siste en la ingestión durante un tiempo variable de
cantidades precisas de aguas mineromedicinales
determinadas por el médico fisiatra y dependiente
de la conveniencia del enfermo.8,84
Crenotecnia para aplicaciones externas de aguasCrenotecnia para aplicaciones externas de aguasCrenotecnia para aplicaciones externas de aguasCrenotecnia para aplicaciones externas de aguasCrenotecnia para aplicaciones externas de aguas
mineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinales
Las técnicas empleadas son:
– Técnicas sin presión:
· Envolturas.
· Compresas.
· Fomentos.
· Abluciones o lavados.
· Baños con agua durmiente.
– Técnicas con presión:
· Afusiones.
· Duchas.
· Chorros.
– Técnicas mixtas:
· Ducha-masaje.
· Baños de remolino.
· Baños con burbujas.
· Chorro manual subacuático.
– Otras:
· Aplicaciones de agua con aditivos.
· Crenocinesiterapia. Hidrogimnasia:
tanques de movilización-rehabilitación,
pasillos de marcha, piscina termal.
· Cura de Kneipp.
Todas estas técnicas de carácter externo serán
abordadas en profundidad en los capítulos con-
cernientes a la parte de hidroterapia.
Crenotecnia para aplicaciones internas de aguasCrenotecnia para aplicaciones internas de aguasCrenotecnia para aplicaciones internas de aguasCrenotecnia para aplicaciones internas de aguasCrenotecnia para aplicaciones internas de aguas
mineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinales
Las técnicas empleadas son:
– Aplicación local en el tracto respiratorio su-
perior.
– Técnicas inhalatorias.
– Cura hidropínica.
– Irrigaciones intravaginales.
– Proctoclisis se refiere a la aplicación de los
llamados enemas o lavativa colónica. Se tra-
ta de una aplicación por goteo, con un paso
de 40 a 80 gotas/min, utilizando agua
mineromedicinal.
Crenotecnia en las afecciones respiratorias. Se
utiliza la vía atmiátrica, en la que se combinan un
conjunto de técnicas, con las que se intenta hacer
llegar el agua mineromedicinal del manantial y sus
gases a los distintos sectores del árbol respirato-
rio. Las técnicas locales utilizan el agua, gases o
vapores, tal como salen directamente de la fuente,
mediante diversas formas de administración que
actuan mediante un efecto mecánico detergente,
descongestionante y con una temperatura
vasoestimulante (35 a 40 °C) esto prepara ópti-
mamente; las mucosas para las administraciones
inhalatorias.8,24
En el área que corresponde a otorrinolaringología
y el aparato respiratorio, las aguas mine-
romedicinales que con mayor frecuencia se utili-
zan son las sulfúreas y, en mucha menor
proporción, las bicarbonatadas y las cloruradas.
Técnicas de aplicación local en el tracto respira-
torio superior:
– Lavados nasales con pipeta o baño nasal.
Se utiliza una pipeta de 50 mL (entre 2 y
4 pipetas total). El enfermo la rellena por
aspiración, introduce la extremidad inferior
en una narina y regula el débito con un dedo
en el orificio superior.25-25
– Irrigación nasal. Similar al anterior, pero des-
de un frasco de 1 ó 2 L en alto. Se produce
el paso de agua termal bajo presión, de una
narina a la otra, lo que permite un lavado
local del cavum y de las fosas nasales.
– Lavado retronasal o de cavum. Se utiliza
una cánula metálica recurvada que se sitúa
 77 Capítulo 5. Balneoterapia o crenoterapia
en la boca, de forma que su orificio distal
pase por detrás del velo del paladar, y el
orificio proximal está conectado a la entra-
da de agua de irrigación nasal. El agua
penetra por el cavum y se elimina por
narinas. La cánula es puesta siempre por
personal especializado o por médicos. Es
útil en ciertas formas de rinofaringitis cróni-
cas y parestesias faríngeas.
– Lavado de senos paranasales por el méto-
do de Proetz. Método no traumático que
permite un drenaje y un secado completos
de cavidades sinusales anteriores o poste-
riores y, sobre todo, de las celdas
etmoidales. 24-25
– Gargarismo. Se trata de pequeños enjua-
gues en los cuales se lleva la cabeza hacia
atrás, en extensión de columna cervical. Este
movimiento produce una anteropulsión del
maxilar inferior, se lleva la masa de líquido
hacia la orofaringe y estando allí se trata de
emitir una vocalización de un sonido de la
vocal “a”, por unos segundos. Esta manio-
bra provoca una vibración de la masa líquida
que sirve para “lavar” las estructuras anató-
micas expuestas. Se repite el proceder entre
6 a 8 veces.
– Pulverización faríngea. Enfermo con la boca
abierta frente a un chorro de agua pulveri-
zada. El paciente debe bajar la lengua y
vencer los reflejos nauseosos, de tal forma
que permita al agua alcanzar la pared pos-
terior faríngea.24
– Ducha faríngea. Es más puntual y más pre-
cisa. Es una variante de la ducha filiforme
para el tratamiento de las afecciones de la
mucosa faríngea. El agua termal es proyec-
tada sobre la zona a tratar (amígdalas
palatinas) por el mismo médico bajo con-
trol visual con espéculo y depresor lingual.25
– Insuflación tubotimpánica. Introducción de
gas termal en las trompas de Eustaquio por
medio de la sonda de Itard. Se trata de
una sonda metálica hueca de 12 cm de
longitud y 1 a 4 mm de sección. La extre-
midad distal es curvada y roma y se sitúa
en el interior del orificio nasofaríngeo de la
trompa de Eustaquio. Cuando la sonda está
situada, su extremidad proximal es conec-
tada con la llegada del gas termal, cuya
presión regula el médico. Dispone igual-
mente de un control acústico gracias al
estetoscopio, cuyo pabellón acústico se
sitúa en la entrada del CAE del enfermo.
Así se aprecia de una forma clara el paso
tubárico del gas insuflado. Este método es
esencial para el tratamiento termal de otitis
seromucosa. Mediante la insuflación con
catéter de Itard se resuelve mecánicamen-
te la adherencia de las paredes al
restablecer la permeabilidad tubárica.24,25
Técnicas inhalatorias. El agua mineromedicinal
actúa sobre la mucosa respiratoria en su conjunto,
desde las fosas nasales hasta las divisiones bron-
quiales y alvéolos.
En función de las características físicoquímicas de
las aguas minerales: temperatura, osmolaridad,
composición química, desprendimiento espontá-
neo de gas y de la especialización terapéutica, las
técnicas inhalatorias pueden ser diferentes de un
centro termal a otro. El efecto terapéutico está
relacionado con las características de las aguas
termales utilizadas y de las técnicas que aseguran
el paso de los principios activos a la mucosa res-
piratoria.19 Estas técnicas son:
– Aerosol. La aerosolterapia es la base del
tratamiento termal en vías respiratorias in-
feriores. Es el resultado de la fina dispersión
de un líquido o un sólido en un medio ga-
seoso, mediante generadores, con una
velocidad de sedimentación despreciable.
Se producen partículas de diámetro medio
de 5,5 micras. De esta manera se asegura
una buena cobertura de las vías respirato-
rias medias y profundas gracias a la
adherencia