A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
559 pág.
AGENTES FÍSICOS TERAPÊUTICOS de Jorge Enrique. ECIMED 2008

Pré-visualização | Página 42 de 50

cisterina
y citrulina luego de la aplicación del peloides en la
osteoartritis, además, dieron cuenta de ulteriores
fenómenos generados a distancia por la exposi-
ción.
Dentro de las acciones a distancia se produce una
estimulación de la frecuencia respiratoria y car-
díaca de pocos minutos de duración, que da paso
a una descarga de sudor, sensación de calor agra-
dable y tendencia al sueño. Si el tratamiento se
prolonga más de 15 min, durante un baño total, es
posible que se presenten irregularidades en el rit-
mo respiratorio, y cardíaco que desaparecen a los
pocos minutos de suspender la aplicación.8
Efectos fisiológicos de los fangosEfectos fisiológicos de los fangosEfectos fisiológicos de los fangosEfectos fisiológicos de los fangosEfectos fisiológicos de los fangos
mineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinalesmineromedicinales
Los efectos fisiológicos de los fangos o lodos es-
tán asociados a la temperatura que poseen cuan-
do son aplicados y a las propiedades que tienen
sus componentes. En general se producen efectos
analgésicos, antiinflamatorios y relajantes, que es-
timulan los procesos regenerativos del tejido mus-
cular, óseo y nervioso.
Según Knusel9 y Flusser23, el efecto local del fan-
go térmico mineral, en la actualidad ya no se dis-
cute, plantearon que es una modalidad terapéutica
que exhibe poder analgésico significativo sobre ar-
ticulaciones con procesos inflamatorios crónicos.
En relación con el efecto antiinflamatorio, Cossi24
logró demostrarlo en el laboratorio con animales
de experimentación afectados de artritis inducida.
Se han evaluado los niveles de las dos principales
citokinas proinflamatorias, TNF a e IL-1 beta
(factor de necrosis tumoral alfa e interleucina
1 beta). Al finalizar el estudio este autor determinó
una mayor reducción de la inflamación en el grupo
que recibió peloide, en relación con el grupo con-
trol (p < 0,01). Para Aquino,25 el contenido de
Parte 3. Hidrología médica 94
esteroides que se puede aislar en el peloide influye
en su capacidad antiinflamatoria.
Los fangos producen relajación muscular en las
áreas de contracturas. Este hecho, asociado al
efecto del calor sobre la naturaleza elástica de las
proteínas del colágeno, contribuye a aumentar la
flexibilidad de los tejidos conjuntivos, y por tanto,
puede ayudar a aumentar la amplitud del movi-
miento articular, y disminuir el grado de espas-
ticidad. De esta misma forma, puede aumentar la
elasticidad de cicatrices hipertróficas y queloides.
Una acción importante descrita en estos fangos o
lodos, y que tiene utilidad clínica en determinadas
afecciones de piel y mucosas, es su capacidad
bactericida sobre ciertas cepas de microorga-
nismos. Esta acción se sustenta en la presencia de
bacteriófagos en el contenido del peloide.26
Indicaciones y contraindicacionesIndicaciones y contraindicacionesIndicaciones y contraindicacionesIndicaciones y contraindicacionesIndicaciones y contraindicaciones
de los fangos mineromedicinalesde los fangos mineromedicinalesde los fangos mineromedicinalesde los fangos mineromedicinalesde los fangos mineromedicinales
Las propiedades antiflogísticas de estos fangos son
muy beneficiosas en el manejo integral de diferen-
tes entidades. Dentro de las enfermedades del sis-
tema osteomioarticular, la fangoterapia se emplea
como coadyuvante, en el tratamiento de las
artropatías traumáticas, reumáticas y degene-
rativas, en estadios agudos y crónicos. Además,
se utilizan en el tratamiento de las periartritis, en el
manejo integral del hombro doloroso, en la epicon-
dilitis, en los casos de fibromialgia, espondilitis
anquilopoyética, en las mialgias, así como el sín-
drome doloroso regional complejo, y en la reha-
bilitación del paciente amputado.4,27-34
En el Centro Nacional de Rehabilitación “Julio
Díaz”, en Ciudad de La Habana, se han realizado,
más de 10 investigaciones por ensayos clínicos,
para valorar los efectos terapéuticos de los fangos
de las salinas “Bidos” en la provincia de Matanzas
y “9 de Abril” de Villa Clara, en pacientes con
gonartrosis y otras osteoartritis, con resultados
satisfactorios en más del 85 % de los pacientes,
en los cuales desaparecieron los síntomas doloro-
sos inflamatorios y de limitaciones articulares.4
En el caso de las enfermedades de carácter reu-
mático, los peloides (lodos, fangos, turbas, limos,
biogleas, entre otros), ejercen acción térmica
(hiperémica local y emoliente de las partes blan-
das articulares), acción antihialuronidásica,
liberadora de acetilcolina e histamina, y estimulan-
te del eje hipotálamo-hipófiso-corticosuprarrenal
(HHC). Además, actúan como analgésicas, sedan-
tes y relajantes musculares, especialmente los
peloides ricos en sulfuros degenerados, calcio,
bromo y radón. La acción es antiinflamatoria cuan-
do se trata de peloides hipermineralizados,
clorurados, sulfhídricos y radiactivos. Su adminis-
tración antes de las técnicas hidrocinesiterápicas y
cinesiterápicas es de gran utilidad en la reeducación
motora.35
Dentro de las enfermedades de la piel, la expe-
riencia internacional más reconocida es la de la
zona del Mar Muerto en Israel, se ha avanzado en
el estudio y tratamiento de entidades y reumáti-
cas.36-38
Se han obtenido beneficios en el tratamiento del
acné, la dermatitis seborreica, el liquen plano, el
melasma, las micosis superficiales, el eccema mar-
ginado de Hebra, la tiña corporis, la pitiriasis
versicolor, entre otros.4
Tarkhan-Muuravi39 (2006), recientemente exami-
nó el resultado de su aplicación a pacientes con
trauma de troncos nerviosos en la rehabilitación
de pacientes con neuroapraxia y axonotmesis, y
obtuvo beneficios en el orden de control del pro-
ceso inflamatorio, y la estimulación del estatus
inmunológico de la zona de lesión.
Está reportada su efectividad en el tratamiento de
las mialgias, las neuralgias, polineuropatías y las
flebopatías crónicas. En las enfermedades
vasculares, se conocen beneficios en la trombo-
flebitis, las várices y las hemorroides.40
 95 Capítulo 6. Peloidoterapia
Tradicionalmente, se utilizan fangos con base
sulfurosas si el objetivo es conseguir un efecto
dermatológico, para el tratamiento de afeccio-
nes seborreicas y acneiformes; mientras que,
idealmente, los de base bromoyódicas, se utili-
zan para tratamientos termales de traumas óseo
musculares. 1,41-42
Contraindicaciones para la aplicación de peloidesContraindicaciones para la aplicación de peloidesContraindicaciones para la aplicación de peloidesContraindicaciones para la aplicación de peloidesContraindicaciones para la aplicación de peloides
Las contraindicaciones más importantes son:
– Hipertensión arterial grave y afecciones
coronarias o cardíacas descompensadas.
– Insuficiencia renal, hepática o de cualquier
parénquima.
– Fases agudas o subagudas de todos los
procesos reumáticos o de cualquier otro
tipo.
– Tumoraciones malignas.
– Embarazo.
– Epilepsia.
– Várices muy voluminosas y úlceras
sangrantes.
– Edades muy tempranas o muy avanzadas.
– Enfermedades mentales.
Metodología de la aplicaciónMetodología de la aplicaciónMetodología de la aplicaciónMetodología de la aplicaciónMetodología de la aplicación
Como se ha explicado, los peloides son produc-
tos formados por la mezcla de agua
mineromedicinal, de mar o de lago salado, con un
componente sólido resultante de procesos
geológicos o biológicos. Obtenido tras el proceso
de maduración, se aplica de forma tópica o exter-
na como agente termoterápico, en baños y en apli-
caciones directas sobre la piel, circunscrito a la
zona de tratamiento.
Métodos de aplicación de la peloidoterapiaMétodos de aplicación de la peloidoterapiaMétodos de aplicación de la peloidoterapiaMétodos de aplicación de la peloidoterapiaMétodos de aplicación de la peloidoterapia
– Métodos de baños totales. Según la técnica