A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
501 pág.
Manual del residente traumatologa COT 2

Pré-visualização | Página 6 de 50

y continuándose hasta la pubertad 
aparecen los centros de osificación en las epífisis (figura 2). Entre el hueso que se forma en la diáfisis y el que lo 
hace en la epífisis se halla la placa epifisaria, en la que el hueso continúa creciendo en longitud5. La primera 
observación sobre la localización de la zona de crecimiento dentro de la fisis la hizo Haas en 19176 en una serie 
de epifisiólisis experimentales, en las que el plano de separación ocurría siempre en el lado metafisario del 
cartílago de crecimiento y a través de la línea de calcificación provisional. Como el crecimiento no se alteraba, el 
autor concluyó que las células responsables de éste no podían ser las vecinas a la metáfisis. Más tarde, Ring 
demostró que la capacidad de crecimiento de la fisis reside en las células de su porción más epifisaria7.
Los huesos largos mayores tienen epífisis y fisis en ambos extremos. En los más cortos existe solamente una fisis 
y una epífisis, que está localizada proximalmente en las falanges y en los primeros metacarpiano y metatarsiano, 
mientras que en los demás es de localización distal.
3. Estructura y funciones de la placa de crecimiento
Se denomina condroepífisis la región cartilaginosa de un hueso en crecimiento, e incluye los cartílagos articulares 
y epifisarios, el cartílago de crecimiento, el pericondrio y el anillo pericondral de La Croix junto al surco de 
calcificación de Ranvier (figura 3).
Página 2 de 102. Fisis y órgano de crecimiento
23/01/2011http://www.manualresidentecot.es/es/bloque-i-estructura-funcio...
3.1. El cartílago de crecimiento
El cartílago de crecimiento o fisis puede dividirse en tres componentes anatómicos distintos, dependiendo del 
tejido que la forma: 
 
3.1.1. Un componente cartilaginoso
En él se distinguen las siguientes zonas histológicas, cada una con sus propias funciones:
• Zona de reserva o germinativa.
• Zona proliferativa o en pilas de monedas, con dos capas bien delimitadas, la superior y la baja.
• Zona hipertrófica. En su parte principal está constituida por matriz no mineralizada y en la parte inferior restante 
por matriz mineralizada.
• Zona metafisaria. La zona de matriz mineralizada y la metafisaria constituyen la zona de calcificación 
provisional1,2.
Robertson distingue en la zona hipertrófica 3 partes en vez de dos: zona de maduración, de degeneración y de 
calcificación provisional8.
Por otra parte, Jee y Quacci et al, dividen el cartílago de crecimiento en 6 capas: reserva, proliferativa, de 
maduración, hipertrófica, degenerativa y de calcificación9,10 (figura 4).
Página 3 de 102. Fisis y órgano de crecimiento
23/01/2011http://www.manualresidentecot.es/es/bloque-i-estructura-funcio...
3.1.2. Un componente óseo o metáfisis
Se considera parte del cartílago de crecimiento porque en los estadios más tempranos de su formación está 
íntimamente unida a la osificación encondral. Tiene como funciones la invasión vascular, la formación y 
remodelación de hueso, constituyendo la “zona degenerativa-osteogénica de la fisis”. Presenta dos áreas 
diferenciadas:
• Esponjosa primaria. En ella persiste tejido cartilaginoso junto al tejido óseo recién formado.
• Esponjosa secundaria.
Los capilares metafisarios no poseen membrana basal y las células endoteliales dejan grandes poros por los que 
se permite la extravasación de plasma y otros componentes celulares sanguíneos. Los osteoblastos se adosan a 
los septos calcificados formando una capa mononuclear para formar la esponjosa. Un componente fibroso 
rodeando la periferia de la fisis, formado por el nódulo o surco de osificación de Ranvier y el anillo fibroso 
pericondral de La Croix11. Se dispone en la periferia del cartílago y forma un surco circunferencial donde confluye 
el cartílago de crecimiento, el periostio diafisario y el cartílago articular. Shapiro et al12, distinguen tres capas en el 
surco de osificación:
• Capa externa, formada por fibroblastos y fibras de colágeno, continuación del periostio y pericondrio.
• Capa media de células conjuntivas poco diferenciadas.
• Capa interna, formada por células densamente ordenadas que maduran a osteoblastos.
Su función es organizar el crecimiento en anchura de la fisis además de ser elemento de contención y soporte 
mecánico13 de la unión hueso-cartílago de la placa de crecimiento. El aumento del diámetro transversal fisario 
puede producirse por el crecimiento intersticial en la capa de reserva o por el crecimiento desde el pericondrio, 
donde existe una importante red vascular para la nutrición del cartílago.
 
Página 4 de 102. Fisis y órgano de crecimiento
23/01/2011http://www.manualresidentecot.es/es/bloque-i-estructura-funcio...
4. Osificación endocondral
La unidad funcional fisaria está formada por una columna de condrocitos, que van pasando por diferentes etapas 
de diferenciación hasta llegar a la apoptosis, y regulado por diferentes hormonas y factores de crecimiento.
El crecimiento en longitud de los huesos largos y en altura de las vértebras se debe tanto a la proliferación de 
estos condrocitos fisarios en la dirección del crecimiento como a la hipertrofia de los mismos14.
La capa germinativa o reserva es la más cercana a la epífisis y parece la encargada del crecimiento latitudinal. Su 
estructura recuerda al cartílago hialino y es principalmente un almacén de nutrientes8, con células pequeñas y 
redondas en estado de reposo que no contribuye al crecimiento longitudinal13,15. Los vasos epifisarios llegan a 
esta zona y las fibras de colágeno tipo II actúan como barrera frente al núcleo secundario de osificación de la 
epífisis.
En la capa proliferativa estos condrocitos se organizan en columnas paralelas al eje longitudinal de entre 10 a 20 
células, separadas entre sí por septos de colágeno II. Esta zona es la única donde los condrocitos sufren mitosis y 
lo hacen a tan alto grado que adquieren una forma aplanada e irregular. Mientras esto ocurre, producen una matriz 
esencialmente de colágeno tipo II y diversos proteoglucanos. También se generan proteínas no colágenas que 
organizan la matriz y regulan el proceso de mineralización16.
La función de la capa hipertrófica es preparar la matriz para su mineralización13,15,17. Los condrocitos pierden su 
capacidad de división y comienzan a diferenciarse, coincidiendo con un aumento de su tamaño. La hipertrofia de 
los condrocitos es el motor del crecimiento óseo18. Además de generar colágeno tipo X, dirige la mineralización de 
la matriz al atraer vasos mediante la producción de factores de crecimiento vascular y condroclastos que digieren 
la matriz.
La osificación endocondral se produce entre las columnas de condrocitos hipertróficos distales. La mayoría de 
estos sufren apoptosis, dejando un andamiaje para ser invadido por vasos y osteoblastos que formarán hueso 
metafisario trabecular que se conoce como esponjosa primaria1. La mineralización del cartílago se produce, 
primero, en la matriz entre las columnas de condrocitos hipertróficos, no entre los condrocitos de una misma 
columna. Las vesículas de la matriz son el punto de inicio de la mineralización acumulando calcio, fosfatasa 
alcalina y metaloproteinasas. Las enzimas que inician la apoptosis son las caspasas. La parathormona es un 
potente inhibidor de la apoptosis, mientras que los glucocorticoides y la radiación estimulan la misma. El número 
de condrocitos hipertróficos determina la velocidad de crecimiento. Por ejemplo, los huesos de crecimiento rápido, 
como el fémur, tienen condrocitos que aumentan más en tamaño que los de los huesos lentos, como el radio.
 
5. Vascularización del cartílago de crecimiento
El cartílago de crecimiento es una estructura avascular. Se nutre por difusión desde las arcadas vasculares 
metafisarias3. Las arterias pericondrales son la única conexión entre los vasos epifisarios y metafisarios. La 
aparición de