Técnicas en Endoscopia Digestiva   Martín et al.   2 ed. (2013)   Esp
738 pág.

Técnicas en Endoscopia Digestiva Martín et al. 2 ed. (2013) Esp


DisciplinaGastroenterologia544 materiais1.305 seguidores
Pré-visualização50 páginas
2011;11:105.
18. SGNA Practice Committee. Standards of infection 
control in reprocessing of flexible gastrointestinal 
endoscopes. Gastroenterol Nurs 2006;29(2):142-50.
19. Nuray RN, Ayfer RN, Ikbal RN. Safety of personnel 
working in endoscopy units. AORN J 2007;85:181-7.
19 a. Soares JB, Goncalves R, Banhudo A, Pedrosa 
J. Reprocessing practice in digestive endoscopy 
units of district hospitals: results of a Portugue-
se National Survey. Eur J Gastroenterol Hepatol 
2011;23(11):1064-8.
20. Hutchisson B, LeBlanc C. The truth and consequen-
ces of enzymatic detergents. Gastroenterol Nurs 
2005;28(5):372-6.
21. Thomas LA. Manual cleaning. Gastroenterol Nurs 
2005;28(6):512-3.
22. Hession SM. Endoscope disinfection by ortho-
phthalaldehyde in a clinical setting: an evaluation of 
reprocessing time and costs compared with glutaral-
dehyde. Gastroenterol Nurs 2003;26(3):110-4.
23. Omidbakhsh N. A new peroxide-based flexible en-
doscope-compatible high-level disinfectant. Am J 
Infect Control 2006;34(9):571-7.
24. Muscarella LF. Inconsistencies in endoscope-repro-
cessing and infection-control guidelines: the im-
portance of endoscope drying. Am J Gastroenterol 
2006;101:2147\u201354.
25. Ogoshi K. Reprocessing of gastrointestinal endos-
copic accessories. J Gastroenterol. Hepatol 2000;15 
Suppl:G82-5.
25 a. Kovaleva J, Meessen NE, Peters FT, Been MH, 
Arends JP, Borgers RP, Degener JE. ¿Is bacteriolo-
gic surveillance in endoscope reprocessing stringent 
enough? Endoscopy 2009;41(10):913-6.
25 b. Chiu KW, Lu LS, Wu KL, Lin MT, Hu ML, Tai 
WC, Chiu YC, Chuah SK, Hu TH. Surveillance 
culture monitoring of double-balloon enteroscopy 
reprocessing with high-level disinfection. Eur J 
Clin Invest 2012;42(4):427-31.
25 c. Seoane-Vázquez E, Rodríguez-Monguio R. Endos-
copy-related infection: relic of the past? Curr Opin 
Infect Dis 2008;21(4):362-6.
25 d. Vergis AS, Thomson D, Pieroni P, Dhalla S. Re-
processing flexible gastrointestinal endoscopes af-
ter a period of disuse: ¿Is it necessary? Endoscopy 
2007;39(8):737-9.
26. Páez O. Desinfección de equipos y accesorios. Rev 
Col Gastroenterol 1999;14(2):73-6.
27. Beilenhoff U, Neumann CS, Rey JF, Biering H, 
Blum R, Schmidt V. ESGE-ESGENA guideline for 
quality assurance in reprocessing: microbiologi-
cal surveillance testing in endoscopy. Endoscopy 
2007;39(2):175-81.
28. Nelson DB. Recent advances in epidemiology and 
prevention of gastrointestinal endoscopy related in-
fections. Curr Opin Infect Dis 2005;18(4):326-30.
29. Alfa MJ, Olson N, DeGagne P. Automated washing 
with the reliance endoscope processing system and 
its equivalence to optimal manual cleaning. Am J In-
fect Control 2006;34(9):561-70.
30. Muscarella LF. Dear Los Angeles Times: the risk of 
disease transmission during gastrointestinal endos-
copy. Gastroenterol Nurs 2004;27(6):271-8.
31. Alfa MJ, Castillo J. Impact of FDA policy change on 
the reuse of single-use medical devices in Michigan 
hospitals. Am J Infect Control 2004;32(6):337-41.
32. Ministerio De La Protección Social. Resolución nú-
mero 1043 del 3 de abril de 2006. http://www.min-
proteccionsocial.gov.co/vbecontent/library/docu-
ments/DocNewsNo14997DocumentNo1681.PDF
33. Zhang X, Kong J, Tang P, Wang S, Hyder Q, Sun G, 
Zhang R, Yang Y. Current status of cleaning and 
disinfection for gastrointestinal endoscopy in Chi-
na: a survey of 122 endoscopy units. Dig Liver Dis 
2011;43(4):305-8.
129
I N T R O D U C C I Ó N
En este capítulo nuestra preocupación es la sa-
lud de los trabajadores que laboran en el área de 
la sala de endoscopia: médicos (as), enfermeros 
(as), técnicos (as) y personal administrativo. 
Nos dedicamos a revisar cuáles son los riesgos 
para ellos y cómo prevenirlos.
Invitamos a revisar previamente la Ley Co-
lombiana 1562 de Julio de 2012, Ley general, 
tema que ampliaremos adelante.
Una sala de endoscopia se asemeja a un bar-
co, muchos son realmente submarinos donde se 
controla la luz, el aire y la temperatura. El endos-
copista, es el capitán, los pacientes son los pasa-
jeros, el personal de la sala son los marineros. 
Los equipos son el barco. El jefe de la unidad de 
endoscopia es el gran comandante.
Es responsabilidad del gran comandante y 
los capitanes disminuir a cero los riesgos para 
sus pacientes, el personal y los equipos y encar-
garse de cuidar a su tripulación. 
Revisaremos la prevención de infección, le-
siones relacionadas con la electrocirugía, aler-
gias a sustancias químicas como el glutaralde-
hido o el látex. Haremos especial énfasis en la 
colangiopancreatografía retrógrada endoscópi-
ca en la cual existe el riesgo de irradiación del 
Prevención de riesgos 
en endoscopia
belén mendoza de molano
personal. Por último dedicaremos una parte 
del capítulo a las lesiones osteomusculoarticu-
lares de los endoscopistas y demás personal de 
las salas. Existe preocupación con respecto a la 
ventilación y a la falta de luz solar que sufren 
los endoscopistas y que repercuten en forma 
crónica en su salud; lesiones que son intangi-
bles y de las cuales no hay literatura. Induda-
blemente existen situaciones que no han sido 
evaluadas como la osteoporosis, la disminución 
de la agudeza auditiva y situaciones más difíci-
les de valorar como el abuso de autoridad y la 
falta de manejo de las relaciones personales de 
estas pequeñas comunidades.
Es la endoscopia de las profesiones más regla-
mentadas en cuanto a su ejercicio y por lo tanto 
la prevención de los riesgos para pacientes, ha 
sido muy evaluada. El cuidado y prevención de 
riesgos para los pacientes y equipos es estudiado 
en otros capítulos.
Por otra parte, la práctica médica pone en 
riesgo de una demanda legal al personal de en-
doscopia y en especial al médico endoscopista. El 
endoscopista puede enfrentar esta situación por 
no tener conocimientos médicos que guíen su 
práctica o puede lesionar al paciente en situacio-
nes inherentes al procedimiento o a la sedación. 
Aunque este es uno de los riesgos más importantes 
130
preparación y seguridad
no es tema de este capítulo ya que se revisa en el 
segmento de consentimiento informado.
Retomando el tema de la Ley, es la Ley 1562 
de julio del 2012, en la cual se modifica el siste-
ma de riesgos laborales y se dictan otras disposi-
ciones en materia de salud ocupacional. Invita-
mos a la revisión de esta Ley la cual nos compete 
a todos los que laboramos en el sistema de salud 
colombiano; en relación a este capítulo podemos 
revisar los artículos 3 y 4 donde se diferencian 
los accidentes de trabajo de la enfermedad labo-
ral. El accidente de trabajo es un suceso repenti-
no que sobreviene por causa o con una lesión del 
trabajo que produzca en el trabajador una lesión 
orgánica, una perturbación funcional o psiquiá-
trica, invalidez o muerte. 
En este artículo hacen otras puntualidades 
también importantes pero hago énfasis en situa-
ciones que suceden con frecuencia y han sido 
poco evaluadas en el sitio de trabajo como es 
la sala de endoscopia, en la que hay abuso del 
poder y acoso del personal más vulnerable que 
frecuentemente puede ser la mujer.
En el artículo 4, la enfermedad laboral con-
traída como resultado de unos factores de ries-
go inherentes a la actividad laboral o del medio 
en el que el trabajador se ha visto obligado a 
trabajar, dentro de estos están la irradiación 
en procedimientos endoscópicos como la co-
langiopancreotografía retrógrada endoscópica 
o posiblemente en las fases iniciales en la en-
teroscopia profunda, donde la fluoroscopia se 
hace importante. También se habla de las lesio-
nes en las enfermedades osteomúsculoarticu-
lares secundarias al tipo de ejercicio médico o 
laboral de la enfermera; no pude encontrar más 
información del efecto de la falta de luz sobre