LIVRO Dermatología   Arnaldo B
50 pág.

LIVRO Dermatología Arnaldo B


DisciplinaDermatologia946 materiais5.807 seguidores
Pré-visualização50 páginas
en parches irregulares pequeños no cicatri-
zales con bordes indefinidos (apolillados) en todo el cuero cabelludo pero
con predominio en regiones occipitales y parietales
(Fig.6-9). Puede afectar cejas, barba y otras áreas. Dura aproximadamente
1 mes y luego crece en su totalidad. La forma difusa puede ser por la propia
sífilis o por efluvio telógeno secundario a la sífilis. En uñas, puede determi-
nar onicolísis, onicomadesis, paroniquia.
Otras manifestaciones:
Sistema Linforeticular: Polimicroadenopatía simétrica, en el 50 a 80 % de
los casos, más evidente en cuello, regiones epitrocleares e inguinales. Los
ganglios son móviles, firmes, de consistencia elástica e indoloros. Puede
haber esplenomegalia leve.
Sistema Nervioso: Meningitis, parálisis de nervios craneales.
Oftalmológicas: Iritis, uveitis, coriorretinitis.
Auditivas: Pérdida de la audición, vértigo. Son poco frecuentes en esta etapa
Musculoesquelética: Periostitis, osteomielitis, destrucción ósea.
Hematológicas: Anemia, leucocitosis, linfopenia,VSG aumentada.
Renales: Glomerulonefritis membranosa aguda.
Hepáticas: Hepatitis, aunque la ictericia rara vez se detecta.

En resumen, la etapa secundaria
que es muy contagiosa, presenta
lesiones mucocutáneas polimor-
fas, que plantean varios diagnós-
ticos diferenciales como las en-
fermedades infecciosas eruptivas
(más sintomáticas), toxicodermias
(pruriginosas), pitiriasis rosada
(presencia de placa madre) y la
psoriasis.

Fig.6-8: Sífilis secundaria. Condiloma plano.

Fig.6-9: Sífilis secundaria. Alopecia en parches.

91

Sífilis Latente
Caracterizada por pruebas seroló-
gicas positivas (inespecíficas que
deben ser confirmadas por las espe-
cificas), en ausencia de hallazgos clí-
nicos que deben ser excluidos con
el examen mucocutáneo, ecografía
de aorta y eventualmente punción
lumbar. Puede ser temprana (menos
de 1 año) o tardía (más de 1 año)
pero esta distinción generalmente es
difícil establecer, en cuyo caso debe
ser tratada como tardía.

Sífilis Terciaria
Las principales formas son: La sífilis
benigna tardía, goma, la enfermedad
cardiovascular y la neurosífilis. Ac-
tualmente poco frecuentes, pero im-
portantes por su carácter destructivo.
Excepcionalmente contagiosas, las
reacciones serológicas inespecíficas
pueden ser negativas pero las espe-
cificas son positivas.
Sífilis benigna tardía: Caracterizada
por lesiones tuberosas que se unen
conformando lesiones arciformes,
que cicatrizan en el centro y presen-
tan actividad en la periferia. Suelen
ser localizadas (Fig.6-10).

Goma: Aparece 5 a 20 años después de una sífilis ignorada, como un nó-
dulo único o en número escaso que experimenta todas las etapas del
goma. Puede aparecer en cualquier tejido: piel, mucosas, huesos, cartíla-
gos (Fig.6-11), vísceras y son muy destructivos. En el testículo puede haber
goma u orquitis intersticial fibrosante.
Sífilis Cardiovascular: Aortitis con insuficiencia aórtica, aneurisma y esteno-
sis de los orificios coronarios.
Neurosifilis: Dependiendo del grado de compromiso del parénquima, me-
ninge o vasos sanguíneos, puede ser asintomática (con L.C.R. alterado) o
sintomática.
La sintomática, puede manifestarse como meningitis aguda, parálisis es-
pástica, atrofia del nervio óptico, tabes dorsal, parálisis general progresiva.

Fig.6-10: Sífilis benigna tardía. Lesiones arciformes.

Fig. 6-11: Goma sifilítico, perforación de paladar.

92

C
A

P
IT

U
L

O
 6 Sifilis Congenita

Cuando la transmisión es de la madre al feto durante la gestación y se di-
vide en precoz (diagnosticada antes de 1 o 2 años) y tardía (luego de este
periodo), ambas con manifestaciones clínicas o sin ellas (latente).

Se considera que el 90 al 100% de las embarazadas con sífilis precoz no
tratada, transmite la enfermedad al feto. El tratamiento adecuado de la ma-
dre, previene en el 98% de los recién nacidos el desarrollo de la enferme-
dad.

El concepto de que el treponema no atraviesa la placenta en los primeros
4 meses de embarazo, debido a la presencia de las células de Langerhans,
ha cambiado. Sin embargo no aparecen manifestaciones de la enferme-
dad en este periodo, debido a que el producto no elabora una respuesta
inmunológica.
Las manifestaciones clínicas dependen de la cantidad de bacterias trans-
mitidas. Si fuesen en gran cantidad (situación observada en el caso de que
la infección materna sea reciente), produciría aborto o mortinato. Si es
moderada, el niño presentaría señales clínicas de sífilis congénita precoz y
si es escasa ( por el estado inmunitario de la madre), provocaría el cuadro
de sífilis congénita tardía.

Sífilis Congénita Precoz
Manifestaciones mucocutáneas: La rinitis
es uno de los síntomas más precoces y
constantes. Comienza con congestión na-
sal seguida de una coriza mucopurulenta,
sanguinolenta (por ulceraciones). A veces
se afecta el cartílago nasal resultando
una condritis necrótica que determina la
deformidad en silla de montar. La laringitis
se evidencia por un llanto ronco. La cavi-
dad bucal puede presentar placas muco-
sas y angina (Fig.6-12).
Las lesiones cutáneas son menos fre-
cuentes que las mucosas y comprenden

pápulas, que tienden a confluir a nivel de los orificios naturales provocando
profundas fisuras que al cicatrizar dibujan las ragadías peribucales.
Los condilomas planos se observan en la región anoperineogenital. En
palmas y plantas se observan lesiones ampollosas denominadas pénfigo
sifilítico. La alopecia sifilítica parietooccipital, pérdida de cejas y pestañas,
discreta perionixis con alteraciones ungueales secundarias,son otras lesio-
nes observadas.

Fig.6-12: Sífilis congénita precoz.
Queilitis angular.

93

Las lesiones cutáneas tardías son psoriasiformes , impetiginiformes y ec-
timatiformes.
Manifestaciones Oseas: Osteocondritis y periostitis que afectan metáfisis y
diáfisis de los huesos largos, se acompañan de intenso dolor adoptando el
niño una posición antálgica (pseudoparálisis de Parrot).
Manifestaciones Viscerales: Hepatoesplenomegalia, meningitis, poliade-
nopatías, neumonía, nefritis, síndrome nefrótico, iritis, coroiditis. En sangre,
anemia hemolítica, trombocitopenia.

En resumen las manifestaciones son parecidas a la sífilis adquirida secun-
daria, en un lactante pequeño, irritable, con llanto débil.

Sífilis Congénita Tardía
La manifestación más frecuente es la queratitis intersticial o parenquimato-
sa. Se manifiesta por dolor, lagrimeo, fotofobia, opacidad de la córnea.
Sordera del octavo par precedida por vértigos y acúfenos.
Neurosífilis con parálisis general progresiva, tabes dorsal, meningitis.
Las secuelas osteoperiósticas son múltiples y variadas, constituyendo los
estigmas: nariz en silla de montar, protuberancia frontal (frente olímpica),
paladar ojival o perforación del paladar duro y del tabique nasal, engrosa-
miento del tercio interno de la clavícula, la tibia en sable (engrosamiento y
convexidad anterior del hueso).
Dientes de Hutchinson (incisivos permanentes espaciados, más anchos en
el borde gingival y con muescas en el extremo de mordida).
La triada de Hutchinson comprende además de los dientes descritos, la
queratitis intersticial y la sordera coclear,
Las lesiones mucocutáneas son raras en esta etapa y se hallan represen-
tadas por tubérculos y gomas, además de las ragadías.

Sifilis y Sida
En algunas series, hasta el 25% de los enfermos de sífilis tiene esta asocia-
ción, por lo que en todo paciente con sífilis se debe descartar la infección
por el HIV y en todo paciente con HIV también se debe buscar sífilis.
Si bien en la mayoría de los casos de co-infección, la sífilis presenta los
mismos rasgos ya descritos, pueden observarse algunas peculiaridades:
Chancros múltiples, dolorosos, profundos, persistentes, gigantes, extrage-
nitales; sífilis maligna
Jônatas
Jônatas fez um comentário
cara.. preciso baixar esse livro
0 aprovações
Carregar mais