A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
238 pág.
LIVRO Dermatología   Arnaldo B

Pré-visualização | Página 10 de 50

inmune, favoreciendo la resolución. La crioterapia y la tretinoína 
son otras opciones, lo mismo que caústicos como el ácido salicílico y el 
hidróxido de potasio al 10%. 
Fig. 3-3: Verruga vulgar. Pápulaseritemato-
sas, queratósicas con puntos negros.
39
a veces siguiendo trayectos lineales por la 
autoinoculación (fenómeno de Köebner). Se 
pueden observar en cualquier zona de la 
piel, pero son más frecuentes en el dorso de 
las manos, dedos, rodillas, codos. Cuando se 
ubican alrededor o por debajo de la uña son 
llamadas peri o subungueales. (Fig.3-4). Va-
riantes de la verruga vulgar son las filiformes 
o digitiformes caracterizadas por ser pedicu-
ladas.
La mayoría desaparece espontáneamente 
(70% a los 2 años) y es muy rara la trasfor-
mación maligna. 
Verrugas Planas
Producidas por HPV tipos 3 y 10, son más 
frecuentes en niños y adultos jóvenes. Son 
pápulas de 0,1 a 0,3 cm, únicas o más fre-
cuentemente múltiples, de superficie lisa, 
color piel o levemente eritematosa y se ob-
servan preferentemente en el rostro (frente, 
mentón), dorso de manos, cuello y piernas 
(Fig.3-5). Son asintomáticas y se propagan 
muy fácilmente (autoinoculables).
Verrugas Plantares
Los tipos 1, 2 y 4 de HPV son los principales responsables. Reciben esta 
denominación por su topografía en planta de pie, donde predominan en 
zonas de máxima presión (talón, metatarso, dedos de los pies).
Se caracterizan por ser muy queratósicas, con puntos negros en su su-
perficie, pueden crecer para fuera, pero debido a la presión del peso del 
cuerpo más frecuentemente lo hacen para dentro, determinando interrup-
ción de los pliegues de la piel. Incómodas y 
muy dolorosas al caminar, estas lesiones de 
0,5 a 1 cm de diámetro, pueden ser únicas o 
múltiples y a veces confluir constituyendo las 
verrugas en mosaico (Fig.3-6).
El principal diagnóstico diferencial son los 
callos que son áreas circunscriptas de hi-
perqueratosis que se desarrollan en sitios 
de presión de palma y planta, en los que los 
pliegues cutáneos no pierden su continuidad 
y no se observan los puntos negros.
Condiloma Acuminado
Fig. 3-4: Verruga periungueal
Fig. 3-5: Verrugas planas
Algunas configuran el fenómeno de Köebner
Fig. 3-6: Verruga plantar – aspecto en 
mosaico
40
C
A
P
IT
U
L
O
 3
Son las verrugas que se presentan en las 
zonas cutáneo-mucosas de los genitales, 
ano, periné, regiones crurales. General-
mente son vegetaciones blandas, del color 
de la piel, exofíticas, sésiles o pediculadas, 
en ocasiones muy numerosas (Fig.3-7), 
pueden ser sólo pápulas puntiformes, 
pero a veces tener tamaño gigante hasta 
adoptar un aspecto en coliflor Los princi-
pales HPV causantes son de los tipos 1, 6, 
10, 11 y en ocasiones 16 y 18 que tienen 
potencial maligno. 
El principal diagnóstico diferencial es el 
condiloma plano sifilítico.
El diagnóstico de condiloma acuminado en personas sexualmente activas 
casi siempre implica transmisión por esa vía, y en la edad pediátrica es mo-
tivo de especial preocupación por la posibilidad de abuso sexual que debe 
ser descartado. El niño también puede adquirirlas a partir de verrugas de 
las manos de las personas que lo tienen a su cuidado, que le transmiten en 
el momento del aseo.
Fig. 3-7: Condiloma acuminado
El condiloma gigante de Buschke Loewenstein es actualmente conside-
rado como carcinoma epidermoide bien diferenciado (carcinoma verrugo-
so), por lo que debe ser tratado como tal (Fig.2-7).
Papulosis Bowenoide: Es una entidad clínico-patológica en la que se 
identifica la presencia de HPV tipo 16, por lo que puede ser un precursor de 
cáncer peneano o vulvar. Son pápulas, a menudo múltiples, de 2 a 3 mm., 
en genitales masculinos y femeninos. Histológicamente presentan células 
atípicas, semejantes a la enfermedad de Bowen.
Verrugas en mucosas
Pápulas elevadas, blanco-rosadas en mucosa 
bucal, gingival o labial, en lengua (Fig.3-8) o 
paladar duro, que incluso pueden extenderse 
a la laringe y a los bronquios. Pueden verse 
verrugas tipo vulgares en labios y también tipo 
condiloma acuminado en boca y uretra.
En mujeres embarazadas, la presencia de con-
diloma acuminado en el canal del parto obliga a 
la cesárea, debido a la posibilidad de siembra de 
los virus en laringe del recién nacido.
Fig. 3-8: Verruga en mucosa
41
Hiperplasia Epitelial de Heck: Son verrugas localizadas en la mucosa oral 
debidas a los tipos de HPV 13 y 32, del color de la misma , asintomáticas 
y observadas en niños.
En todas las formas de verrugas, la con-
dición inmunológica del huésped juega 
un rol decisivo para su expresión clínica, 
y esto se comprueba en la Epidermo-
displasia Verruciforme, que es una ge-
nodermatosis caracterizada por suscep-
tibilidad a múltiples tipos de HPV cuyas 
lesiones presentan aspecto clínico de 
verrugas planas o parecidas a la pitiria-
sis versicolor, que sumado a la exposición 
solar presentan riesgo elevado de carci-
nomas cutáneos.
Tratamiento de las verrugas
No existe un método que sea invariable-
mente efectivo.
En verrugas vulgares y plantares, el pri-
mer recurso es el uso de queratolíticos, 
como el ácido salicílico y láctico combi-
nados (ambos al 16,7%) en un vehículo 
de colodión (que se puede usar en forma 
oclusiva) o en forma de parches, siempre 
protegiendo la piel sana perilesional.
Como alternativas de segunda línea, se 
utilizarán cáusticos como los ácidos triclo-
roacético o nítrico, crioterapia con nitrógeno líquido, o procedimientos como 
la electrocoagulación, radiofrecuencia o láser, siempre evaluando riesgo-
beneficio. La sugestión ocasionalmente puede ayudar. En algunos casos se 
recurre también a inmunomoduladores orales, como el levamisol.
En general no se recomienda la extirpación quirúrgica, porque puede ocu-
rrir recidiva pericicatrizal y las cicatrices pueden ser dolorosas (sobre todo 
en planta de pie) o inestéticas.
En verrugas planas, ácido retinoico, ácido salicílico, imiquimod, crioterapia.
En verrugas genitales, la podofilina (20-30% en alcohol, tintura de Benjuí o 
colodión) aplicado por el médico (para evitar quemaduras) semanalmente. 
Luego de la aplicación, debe ser retirada con agua y jabón entre 3 a 6 horas, 
según tolerancia.
Fig. 3-10: Máculas hipocrónicas en dorso
Fig. 3-9: Pápulos planos
42
C
A
P
IT
U
L
O
 3
La podofilotoxina es útil, lo mismo que el imiquimod (3 aplicaciones sema-
nales).
El acido tricloroacético es otro recurso, útil sobre todo en embarazadas y 
en casos refractarios, incluso combinado con podofilina. La crioterapia es 
otra alternativa.
Estas verrugas son muy recidivantes, frecuentemente precisan un trata-
miento secuencial o combinado con estos medicamentos y exigen control 
estricto de las parejas sexuales.
La prevención de los tipos oncogénicos con vacunas está indicada en mu-
jeres jóvenes (9 a 16 años), aunque con tendencia a ampliar la cobertura a 
40 años y también en varones.
III. Enfermedades causadas por Herpes Virus
La familia herpesviridae, son virus ADN, con un núcleo central (core), que 
contiene el genoma viral (ADN lineal bicatenario), encerrado por una cápsi-
de proteica (capsómero) y rodeado por una envoltura lipoproteína (cápsu-
la). Está integrada por 8 miembros morfológicamente idénticos, que inclu-
yen los siguientes virus:
Alphaherpesviridae
Herpesvirus hominis tipo 1 (Herpes simple)
Herpesvirus hominis tipo 2 (Herpes genital)
Herpesvirus hominis tipo 3 (Varicela- Zoster)
Betaherpesviridae
Herpesvirus hominis tipo 5 (Citomegalovirus)
Gammaherpesviridae
Herpesvirus hominis tipo 4 (Epstein- Barr)
Herpesvirus hominis tipo 6 (Exantema súbito- Roseola infantil)
Herpesvirus hominis tipo 7
Herpesvirus hominis tipo 8 (Relacionado al Sarcoma de Kaposi).
Una vez adquirido el virus, persiste en forma latente en los ganglios ner-
viosos; y