A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
100 pág.
Digestivo AMIR

Pré-visualização | Página 18 de 50

TAC: hipodensidad en núcleo lenticular
(pálido+putamen), atrofia cerebral difusa. La RMN es mejor
que la TAC: lesiones hiperintensas en putamen, pálido, cauda-
do, tálamo y tallo cerebral. Es típica la imagen de "oso panda"
en la RMN por infiltración de los ganglios basales.
Tratamiento
- Penicilamina por vía oral de por vida (tiene efecto antipiri-
doxina, por lo que hay que suplementar con vitamina B6). Es
necesario realizar controles analíticos por los efectos secun-
darios del fármaco (citopenia, reacciones de hipersensibilidad,
síndrome de Goodpasture, síndrome de lupus-like, síndrome
nefrótico, hipogeusia, síndrome miastenia-like), que a veces
aparecen después de años de haber iniciado el tratamiento.
Si hay intolerancia a este fármaco: trientina. El tratamiento
con estos quelantes del cobre puede provocar con frecuencia
un empeoramiento inicial de los síntomas neurológicos.
- Sulfato de zinc: disminuye la absorción intestinal de cobre
y se utiliza si hay intolerancia a los quelantes. 
- Tetratiomolibdato de amonio: disminuye la absorción
intestinal de cobre y además une el cobre circulante a la albú-
mina, con lo que ya no es tóxico. Puede ser efectivo en caso
de grave afectación neurológica. Se usa durante 8 semanas y
se sigue de un tratamiento con zinc.
- Trasplante hepático: en casos de cirrosis o de hepatopa-
tía fulminante.
10.2.- Hemocromatosis primaria o hereditaria
Enfermedad genética de transmisión autosómica recesiva,
caracterizada por una absorción intestinal excesiva de hierro,
que conduce al depósito de este metal en diversos parénqui-
mas y que se manifiesta clínicamente por una afectación mul-
tiorgánica. Es el trastorno recesivo hepático más frecuente.
32 ] HEPATOPATÍAS METABÓLICAS E INFILTRATIVAS [
Manual A Mir www.academiamir.com
El anillo de Kaiser-Fleischer no es específico del Wilson,
pues aparece también en hepatopatías crónicas colestási-
cas en las que también hay cierta acumulación de cobre,
aunque no tanta como en el WiIson (CBP, CEP, HAI, etc).
RECUERDA
Figura 1. Anillo de Kaiser-Fleischer. 
Figura 2. Imagen de "oso panda" en la RMN en la enfermedad de Wilson. 
Más frecuente en poblaciones centroeuropeas y del Norte de
Europa.
Etiopatogenia
Mutación en un gen en el brazo corto del cromosoma 6 (gen
HFE). Asociación con HLA A3, B7 y B14. La mutación más fre-
cuente es una homocigosis C282Y. Otras mutaciones: H63D
(MIR 08, 12; MIR 03, 124).
La mutación conduce a un aumento de la absorción de Fe por
el enterocito. Éste aumento precoz del Fe plasmático, junto
con el incremento de la transferrina y del depósito del Fe en los
tejidos (ascenso de la ferritina) genera el daño tisular.
Clínica (MIR)
Más prevalente en varones. La aparición de los primeros sínto-
mas suele producirse hacia la 3º-5º décadas, cuando los depó-
sitos de hierro en el organismo ya son importantes.
- Hígado (95%): hepatomegalia. Cirrosis con hipertensión por-
tal y evolución a carcinoma hepatocelular con elevada frecuencia.
- Pigmentación cutánea (95%): cara, cuello y zonas exten-
soras de miembros (zonas expuestas), así como genitales y
cicatrices antiguas.
- Diabetes mellitus (65%), con mayor frecuencia de resis-
tencia a la insulina. Sobre todo si antecedentes familiares de
diabetes.
- Articulaciones (20-50%): osteoartritis degenerativa en
pequeñas articulaciones (manos). Condrocalcinosis o pseudo-
gota en grandes articulaciones (rodilla).
- Corazón (30%): miocardiopatía infiltrativa, que dará lugar
a insuficiencia cardíaca y arritmias (extrasístoles, taquiarrit-
mias y bloqueos AV).
- Hipófisis: panhipopituitarismo (amenorrea, pérdida de vello
axilar, pérdida de la libido, atrofia testicular, etc.).
Diagnóstico (MIR 04, 194; MIR 99F, 10; MIR 98, 91; MIR
97F, 233)
Historia clínica y demostración de aumento de Fe mediante: 
- Sideremia (hierro sérico mayor de 180 mcg/dL).
- Elevación índice de saturación de transferrina (IST): es
lo más precoz y por tanto lo más sensible para el diagnóstico
temprano y para el screening. Un IST superior al 45% identi-
fica a todos los homocigotos enfermos. Es lo más sensible.
- Aumento de ferritina (en general >500 microgr/l.) Refleja
el exceso hístico de hierro, existiendo además relación entre
hiperferritinemia marcada ( 1000 ng/ml ) y fibrosis hepática.
- Biopsia hepática con cuantificación del hierro en tejido
hepático seco: diagnóstico de confirmación hasta hace poco.
Recientemente, está siendo sustituida por la determinación
de la mutación del gen HFE, quedando la biopsia relegada a
dos supuestos:
• Cuando HFE sale negativo.
• Cuando HFE es positivo y existe alta sospecha de lesiones
importantes hepáticas (elevación importante de transamina-
sas, elevación de ferritina, hepatomegalia).
- Determinación de la mutación del gen HFE. Si la mutación
es homocigota para C282Y o se trata de un doble heteroci-
goto C282Y/H63D, entonces el diagnóstico de hemocroma-
tosis hereditaria está confirmado si existe una sobrecarga de
hierro. En estas ocasiones puede sustituir a la biopsia como
diagnóstico de confirmación (si no se sospecha de afectación
hepática importante).
- Importante el análisis genético a los familiares (mutación
gen HFE).
33] HEPATOPATÍAS METABÓLICAS E INFILTRATIVAS [
D i g e s t i v o y C i r u g í a G e n e r a l
Figura 3. Esquema de las manifestaciones de la hemocromatosis. 
Panhipopituitarismo
Hepatomegalia y
cirrosis
Diabetes
Hiperpigamentación
cutánea
Artitris
Miocardiopatía
retrictiva
Figura 4. Histología de hemocromatosis, mostrando nódulos de regeneración
con sobrecarga de hierro rodeados de bandas de fibrosis. 
Figura 6. Laparoscopia en la hemocromatosis. 
Tratamiento (MIR 99, 260)
Con el tratamiento mejora la esperanza de vida, se corrige la
insuficiencia cardíaca, mejora la fibrosis hepática -no la cirro-
sis- y se reduce la hiperpigmentación; sin embargo, la artropa-
tía y el hipogonadismo no mejoran.
- Flebotomías: extracción de 500 ml de sangre (250 mg de
hierro) una o dos veces por semana durante 2 ó 3 años (obje-
tivo: retirar 25 gr de hierro y normalizar la ferritina). Después,
a intervalos regulares para mantener la saturación de transfe-
rrina y ferritina en valores normales (MIR 07, 10).
- Quelantes del Fe (desferroxiamina parenteral) eliminan
poco Fe, pero están indicadas si existe anemia, hipoproteine-
mia severa u otra causa que contraindique la flebotomía. 
- En situaciones de cirrosis avanzada: trasplante hepático.
- En pacientes con cirrosis por hemocromatosis esta más indi-
cado, si cabe, el screening de cáncer de hígado con Eco y AFP
por el alto riesgo que tienen de desarrollar CHC.
10.3.- Déficit de alfa-1 antitripsina
Trastorno que puede provocar enfisema panacinar (bases),
bronquiectasias, cirrosis hepática y vasculitis. Existen varios
genes que producen niveles bajos de alfa-1 antitripsina, pero
los que producen enfermedad son los genes Z y S (cromosoma
14). Los homocigotos ZZ (más frecuente, resultando en feno-
tipo PiZZ) o SS expresan la enfermedad; 10% de los homoci-
gotos tienen enfermedad hepática clínica (desde hepatitis
hasta cirrosis). En adultos la manifestación hepática más fre-
cuente es la cirrosis asintomática macro o micronodular, que
puede complicarse con hepatocarcinoma. La enfermedad
hepática está presente habiendo o no enfermedad pulmonar.
Diagnóstico
Disminución de la fracción alfa-1 en el proteinograma.
Confirmado por la determinación de los niveles séricos de alfa-
1 antitripsina. Si están disminuidos: estudio genético al pacien-
te y a sus familiares. 
Tratamiento
Es el trasplante hepático.
10.4.- Porfirias hepáticas
Las porfirias son enfermedades metabólicas debidas a déficit
de alguna enzima de la síntesis del HEM. En general el déficit
es hereditario autosómico dominante, pero en la porfiria cutá-
nea tarda es más frecuente que sea adquirido. El daño tisular