A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
785 pág.
1 4934172924882976788

Pré-visualização | Página 16 de 50

ubica en
el extremo 3’ del gen. La caracterización
detallada del enhancer 3’ de EPO permitió
definir tres sitios que son críticos para la
regulación de la hipoxia: (a) Secuencia
CACGTGGT, ubicada al lado 5' del «enhancer»;
a ésta se une factor de transcripción, Factor–1
inducible por a hipoxia (HIF-1), (b) sitio de 7 pb
en el enhancer 3’ que tiene secuencia CACA el
gen humano, y (c) sitio DR-2. La secuencia del
tercer sitio en el enhancer EPO es una repetición
de dos sitios y medio del receptor de hormona
eritroide separado por 2 pb. Mutaciones en el
«enhacer» inhiben la inducción hipóxica de gen
EPO.
HIF-1. El sitio HIF-1 en el enhancer 3’ es el
primer elemento en el gen EPO que responde
a hipoxia mediante la transcripción. La hipoxia
estimula la unión del factor de transcripción HIF-
1 al DNA. HIF-1 es un heterodímero compuesto
de una subunidad α y una β. Bajo condiciones
de normoxia la subunidad α es rápidamente
degradada por la proteosoma ubiquinona. El
HIF-1 α interacciona con coactivadores
transcripcionales como p30 o CBP. (figura 1-9).
Figura 1-9. Regulación del gen de la eritropoyetina. La figura muestra la estructura del gen EPO el cual posee el “enhancer”
constituido por secuencias que unen proteínas tales como HIF-1 y HNF4, las que forman un complejo con una proteína de
mayor tamaño, p30. Posee además el promotor que es activado por el “enhancer” cuando existe hipoxia.
La activación de HIF-1 es modulada por un
complejo mecanismo que involucra fosforilación
y localización nuclear. Luego de la unión del
HIF-1 a secuencias Cis - activas análogas, se
requiere la interacción con un factor
transcripcional adyacente y proteínas
coactivadoras para la inducción hipóxica de la
transcripción.
7. MEGACARIOPOYESIS
Las plaquetas circulantes se originan a partir de
los megacariocitos de la médula ósea. Una
forma para estudiar la maduración
megacariocítica es bajo el criterio de la
microscopia de luz, según: razón núcleo/
citoplasma, forma nuclear, basofilia y gránulos
citoplasmáticos.
7.1. Estadios madurativos
El proceso de maduración megacariocítica,
citológicamente se caracteriza por: (i) poliploidía
con gigantismo nuclear y (ii) acidificación del
citoplasma.
62
(figura 1-10).
· LD-CFU-MK. Da origen a algunas colonias
con baja celularidad y alto contenido de
DNA, es decir, ha disminuido la
multiplicación celular junto al aumento del
proceso de endomitosis.
Las células de los estadios BFU-MK y CFU-MK
son CD34+, no así las células del estadio LD-
CFU-MK
Figura 1-10. Estadios madurativos de la megacariopoyesis y regulación. Durante el proceso de trombopoyesis, participan
varias citoquinas, como por ejemplo IL-1, IL-3, además los factores de crecimiento de colonias granulocíticas y monocíticas
(GM-CSF y G-CSF) sobre las células progenitoras. A nivel de los estadios reconocibles morfológicamente actúan otras
citoquinas como IL-6, IL-11 y TPO, esta última responsable de la estimulación de los megacariocitos maduros para liberar
plaquetas a la circulación.
Megacariocitos. Se distinguen varias etapas de
maduración de los megacariocitos:
· Megacarioblasto o megacariocito 1. Es la
célula de transición entre los precursores y
las células reconocibles morfológicamente.
Representa el 5 a 20% de la población
megacariocítica en la médula ósea. Es una
célula pequeña de 18 µm de diámetro,
mononuclear, expresa marcadores
específicos, pero aún no es reconocible
morfológicamente; posee acetilcolinesterasa.
En su citoplasma hiperbasófilo se
encuentran proteínas como FvW, PF4 y
GPIIb. Una forma de reconocer esta célula
es a través de la peroxidasa ubicada en el
retículo endosplasmático (RE).
· Promegacariocito o megacariocito II. Esta
célula es de mayor tamaño (20 µm de
diámetro). Se observa el sistema de
demarcación de membrana (SDM) poco
desarrollado, presenta abundantes
ribosomas y el núcleo comienza a lobularse.
El núcleo en algunos casos se observa en
forma de herradura, el citoplasma es
basófilo y abundante. Representa el 25% de
la población megacariocítica en la médula
ósea.
· Megacariocito granular o megacariocito
III. Presenta mayor tamaño que el estadio
anterior (35 µm de diámetro). Representa
el 56% de la población megacariocítica de
la médula ósea.
· Megacariocito maduro o megacariocito
Precursores megacariocíticos. Se encuentran
en 1-4/1000 células nucleadas en la médula
ósea. Estas no pueden ser distinguidas
morfológicamente de otras células diploides.
· BFU: MK. Requiere 21 días para dar origen
a varias colonias con alta celularidad. Es
estimulada por IL-1, IL-3 y trombopoyetina
(TPO) para originar CFU-MK.
· CFU-MK. Es un estadio más maduro;
requiere de 10 a 12 días para formar
colonias con baja celularidad (LD-CFU-MK)
63
IV. Es la célula más grande de la médula
ósea (50-80 µm de diámetro), presenta
núcleo multilobulado y poliploide,
citoplasma acidófilo, con pocas
mitocondrias, SDM desarrollado y presencia
de gránulos citoplasmáticos.
La maduración completa de los megacariocitos
demora 10 días en humanos. Los
megacariocitos maduros representan el 0.02-
0.05% del total de células de la médula ósea. El
número normal de megacariocitos maduros es
de 6.1x 106/ Kg.
En el feto, se han encontrado megacarocitos en
hígado, bazo y médula ósea. En adulto los
megacariocitos se pueden detectar en todos los
órganos mayores pero preferentemente en la
médula ósea.
Durante la maduración el desarrollo de la ploidía
está dada por divisiones nucleares sucesivas sin
división celular (endomitosis); el núcleo se
divide a razón de múltiplos de 2 (2N, 4N, 6N,
etc.). En el humano, el modelo clásico de ploidia
es 16N, con tres ciclos endomitóticos. Desde
el segundo estado madurativo, con un
contenido de 8N, los megacariocitos son
capaces de dar origen a plaquetas; dependiendo
de la ploidía dan origen a plaquetas con distinta
forma y densidad.
Un megacariocito es capaz de producir entre
1000 y 5000 plaquetas (producción
proporcional a la ploidía); el núcleo y citoplasma
restante son fagocitados por macrófagos
cercanos.
La liberación de plaquetas a la circulación está
explicada por dos modelos: (a) el modelo de
“proplaquetas” en el cual SDM organizaría el
citoplasma de tal manera que formaría un
seudopodio, que a través de los sinusoides se
extiende a la circulación y por efecto de la
misma se fragmentaría y liberaría plaquetas a la
sangre y (b) en el segundo modelo, el SDM no
organiza el citoplasma pero es igualmente
importante, ya que se fragmenta la membrana
redundante y se liberan plaquetas.
7.2. Regulación
La regulación del proceso megacariocítico se
realiza por un mecanismo humoral en el que se
responde al número de plaquetas en circulación.
En este proceso participan varias citoquinas,
siendo la más importante la TPO (o c-MPL
ligand), una glicoproteína de 15-48 kDa. Se ha
encontrado mRNA para TPO en el hígado y
riñones, siendo el primero el lugar de mayor
producción.
La TPO es sintetizada en forma constitutiva y
liberada a la circulación según la unión a su
receptor (c-MPL). La TPO presenta un 75% de
homología en la secuencia aminoacídica, con
la eritropoyetina, lo que ha permitido postular
que se originaron en un gen común, encontrado
en el cromosoma 3.
La TPO se une a su receptor c-MPL ubicado en
los megacariocitos, estimulando así la
maduración megacariocítica con el consiguiente
aumento de ploidía y maduración
citoplasmática. El c-MPL estimula segundos
mensajeros que activan la tirosina kinasa JACK2
y la fosforilación de proteínas que activan la
trascripción STAT. Las JACKs tirosinas quinasas
de la familia de las JANUS kinasa no tienen
actividad tirosina kinasa intrínseca por lo que
deben unirse a otras proteínas kinasas (PTK). Se
ha demostrado que la activación de JACK lleva
a la fosforilación de proteínas estimuladoras y
activadoras de la transcripción (factores