MIRA Y LOPEZ E.   Manual de Psicoterapia.
307 pág.

MIRA Y LOPEZ E. Manual de Psicoterapia.


DisciplinaPsicologia58.265 materiais427.354 seguidores
Pré-visualização50 páginas
de la
edad y el sexo. La que podríamos denominar «atractividad» del
psicoterapeuta radica, en definitiva, en la posesión de una perso-
nalidad superior al promedio y dotada de natural «simpatía so-
cial», dejando aparte cuanto a este hecho previo pueda agregar 
la llamada «situación terapéutica» y la transferencia o «rapport» 
-tan bien analizada por el psicoanálisis- que habrá de establecerse 
secundariamente. 
 
 
5 8 EMILIO MIRA LÓPEZ
b) EL ENFERMO 
 
No hay duda que, después de la personalidad del psicoterapeu-
ta, es el enfermo quien, con su propia persona y sus actitudes de
reacción frente a su morboso existir, más puede influir en el cur-
so, favorable o adverso de la cura. Por ello conviene dedicar al es-
tudio de su individualidad, de sus gustos y aversiones, de sus
deseos y temores, de sus obligaciones y devociones, más tiempo y
atención que al análisis de sus aparentes síntomas de malestar. No
se olvide lo que tantas veces se ha repetido estos últimos años:
más que las vivencias morbosas importa al psicoterapeuta conocer-
la reacción personal del enfermo frente a ellas y obtener que éste pase 
de ser actor a ser espectador crítico de las mismas. 
No es éste el lugar de entretenerse en la descripción de los in-
números posibles tipos de personalidad del enfermo, pero sí lo es
de insistir en la necesidad de que el psicoterapeuta agote cuantos
recursos tenga para recibir las más exactas informaciones respec- 
to al carácter y la vida de quien va a tratar de ayudar. Y esto debe- 
rá obtenerlo no sólo del propio interesado y de sus familiares sino 
de sus amigos y compañeros: cuanto más amplio sea el sector de 
donde recoja los datos, más completa será la reconstrucción de la 
persona a tratar y más fácil será influenciarla. Desde este punto de 
vista hay que recomendar a los psicoterapeutas incipientes la utili- 
zación de cuestionarios escritos en los que se condensen los datos 
de mayor interés para ese fin. Véase, por ejemplo, un resumen del 
que usaba el Prof. Schilder como pauta en el Bellevue Hospital de 
Nueva York (Precisa advertir que las preguntas serán hechas en 
una o en otra forma por el psicoterapeuta según la cultura y el ca- 
rácter del cuestionado). 
1. Relación con otras personas
 
a) Situación edipiana 
(relación paterna) 
¿Qué recuerda, usted, acerca del cuerpo de su padre? 
¿Qué recuerda, usted, acerca de las partes sexuales de su 
padre? 
¿Qué recuerda, usted, del ano de su padre? 
¿Ha sido, usted, impresionado por alguna otra parte del 
cuerpo de su padre? 
 
 
MANUAL DE PSICOTERAPIA 5 9 
¿Comparó, usted, alguna vez sus partes sexuales con las de 
él? 
¿Cuáles son los recuerdos más antiguos que usted tiene de 
él? 
¿Puede, usted, recordar cómo era? 
¿Era su padre benévolo o severo? 
¿Le ofendió o zahirió alguna vez? 
¿De qué otras maneras ha sido usted castigado? 
¿Qué muestras de bondad, de su parte, recuerda usted ? 
¿Qué caricias recuerda usted haber recibido de él? 
¿Le admira usted? 
¿Vio, usted, a su padre enfermo? 
¿Lo vio, usted, muerto? 
¿Le tocó su padre alguna vez sus partes sexuales? 
¿Le tocó su padre alguna vez su ano? 
¿Y sus pechos, o alguna otra parte de su cuerpo? 
¿Vio, usted, alguna vez a su padre realizando el coito? 
¿Lo vio, usted, alguna vez orinando?, ¿o defecando? 
¿Vio, usted, en él, algún otro acto que le impresionara? 
¿Usted cree que su padre era fuerte? 
¿Cree, usted, que tenía aspecto atractivo? 
¿Cree, usted, que era bien dotado? 
¿Amaba o ama a su padre? ¿Y por qué? 
¿Ha temido, usted, a su padre alguna vez? 
¿Le asustaba que él le (o la) mirase? 
¿Le asustaba tropezarse con él? 
¿Tenía miedo de que le (o la) pegase? 
¿Tenía miedo de que pudiese lastimar sus partes sexuales? 
 
(Siguen, todavía, 14 preguntas de tipo íntimo, referentes al pa-
dre; luego se repiten todas respecto a la madre, añadiendo algunas
referentes al problema de la vida intrauterina). 
b) Complejos de Caín 
(relaciones inlerfraternales) 
 
Deben formularse preguntas respecto a la constelación afectiva 
que preside la actitud (de sumisión, rivalidad o dominio) del suje- 
to frente a sus hermanos de ambos sexos y la de estos frente a él; 
sus posibles juegos sexuales, etc. 
 
 
6 0 EMTLTO MIRA LÓPEZ
c) Niños 
 
La actitud del enfermo frente a las criaturas, es decir, seres
más inmaduros y que requieren su apoyo (sean o no sus hijos) es
por demás interesante. He aquí algunas de las preguntas aconseja-
das por Schilder al respecto: 
¿Quiere, usted, tener un niño o una niña? ¿Por qué? 
¿Qué nombres le gustan más para sus hijos? 
¿Cuándo quiso por primera vez tener un hijo? ¿Por qué? 
¿Cree, usted, que es bueno tener hijos? ¿Por qué? 
¿Qué espera usted de sus hijos? 
¿Desea, usted, ayudar a sus hijos o espera que ellos le ayuden? 
¿Son sus hijos bien parecidos? ¿Y bien dotados? 
¿Quiere, usted, que sus hijos sean famosos, ricos, felices? 
¿Se preocupa (o preocuparía) usted, por la salud de sus hijos? 
¿Acerca de qué partes de sus cuerpos se preocupa usted es- 
pecialmente? 
¿Se interesa, usted, por las partes sexuales de sus niños? 
¿Ha controlado, usted, alguna vez sus actividades sexuales? 
¿Qué piensa acerca de su micción y defecación? 
¿Les contraría, usted, mucho? 
¿Ha tenido, usted, alguna vez deseos de muerte contra 
ellos? 
¿Cómo cree, usted, que han de ser castigados los niños? 
¿Cuáles son los momentos más felices que usted ha pasado 
con ellos? 
¿Desea que se parezcan a usted y a su familia o al cónyuge 
y su familia? 
d) Animales 
 
La relación con animales es interesante en tanto puede dar
idea indirecta del desarrollo de las actitudes e intereses sexuales y
sociales no satisfechos o desviados. He aquí las más significativas
preguntas del interrogatorio que, según Schilder, puede informar
acerca de este extremo. 
¿Juega, usted con animales? ¿Jugaba de pequeño? 
¿Le asustaban? 
¿Ha tenido alguna vez miedo de ser devorado por animales? 
¿Ha sido, usted, mordido por alguno? ¿Cuántas veces? 
 
 
MANUAL DE PSICOTERAPIA 6 1 
¿Ha torturado o zaherido animales alguna vez?
¿Los ha visto orinar o defecar? 
¿Qué efecto le (o la) producen las ubres de una vaca? ¿Ha 
visto usted, ordeñar? 
¿Cuándo oyó hablar por primera vez de la castración de 
animales? 
¿Conoce, usted, la diferencia entre un toro y un buey? 
¿Ha comparado alguna vez las partes sexuales de un ani- 
mal con las suyas? 
¿Ha visto, usted, nacer animales? 
¿Sabe, usted, lo que significa eso? 
¿Ha visto, usted, el acto sexual entre animales? 
¿Ha oído, usted, decir que los perros no pueden separarse 
cuando cohabitan? 
¿Ha inspeccionado las partes sexuales de un animal? ¿Las 
ha tocado? 
¿Ha tenido alguna fantasía - o intento- sexual con algún 
animal? 
¿Ha sorprendido, usted, relación entre la cara de personas 
y de animales? 
¿Sueña, usted, con animales? ¿Qué sueña acerca de ellos? 
¿Hay animales que le causan aversión? ¿Cuáles? 
¿Qué efecto le (o la) causa tocar animales? 
¿Qué efecto le (o la) causa una serpiente? ¿Le gustan los 
gusanos? ¿Y los insectos? 
¿Ha pensado alguna vez que no deberíamos matar y comer 
los animales? 
¿Que piensa de la historia de Jonás y la ballena? 
¿Ha creído alguna vez que los animales tienen poderes má- 
gicos? 
2. La relación con el propio cuerpo
 
Copiamos solamente la mitad de las preguntas referentes a es- 
te interesante aspecto de la dinámica