MIRA Y LOPEZ E.   Manual de Psicoterapia.
307 pág.

MIRA Y LOPEZ E. Manual de Psicoterapia.


DisciplinaPsicologia57.275 materiais423.104 seguidores
Pré-visualização50 páginas
re-
laciones amorosas, sus relaciones amistosas, su situación social;
veamos el tipo de preguntas referentes a tales datos:
a) Relaciones amorosas
 
¿Qué es el amor? 
¿Cuál es el tipo de persona de quien usted cree poderse enamo- 
rar más? 
¿Se siente, usted, capaz de enamorarse a «primera vista»? 
¿Cuánto cree, usted, que dura, como promedio, un amor? 
¿Piensa, usted, en el fin de una aventura cuando se halla en su 
principio? 
¿Se enamora, usted, con frecuencia? ¿De cuántas personas re- 
cuerda haberse enamorado hasta ahora? 
¿Cree, usted, que hay derecho a tener relaciones sexuales con 
la persona de la que estamos enamorados, quienquiera que 
ella sea? 
¿Cree, usted, que hay derecho a que dos personas que «se gus- 
tan» tengan relaciones sexuales? 
¿Sería, usted, capaz de persistir en una actitud amorosa sin te- 
ner satisfacción sexual? 
¿Cree, usted, que hay derecho a tener relaciones sexuales con
alguien que no tenga compromiso alguno, aun cuando no
esté enamorado? 
¿Tiene, usted, temor de perder su independencia al enamorarse? 
¿Tiene miedo de que su objeto de amor le decepcione, o le 
abandone? 
¿Cómo reaccionaría si descubriese el engaño de la persona que 
usted ha elegido para amar? 
¿Elija en general personas a quienes usted juzga superiores, 
iguales o inferiores a usted? 
¿Le gusta a usted enterarse de todos los detalles de la vida an- 
terior de la persona con quien entra en relación amorosa? 
¿Qué piensa, usted, de las llamadas «perversiones» sexuales 
(homosexualismo, sadomasoquismo, etc.?). 
¿Qué piensa usted de los celos? 
 
 
MANUAL DE PSICOTERAPIA 6 7 
b) Relaciones amistosas 
 
¿Qué es la amistad y qué piensa usted de ella? 
¿Le gusta tener amigos? ¿Cuántos? 
¿Es posible tener amigos de sexo opuesto? 
¿Puede existir amistad entre personas que, además, tienen re- 
laciones sexuales entre sí? 
¿Cree que los mejores amigos han de ser de condición social y 
económica semejante, o diferente? 
¿Cuáles fueron sus primeros amigos? 
¿Qué sacrificios haría usted por conservar la amistad de al- 
guien? 
¿Le gujsia a usted que los amigos le acaricien? 
¿Cree, usted, que hay que «hacer cumplidos» entre amigos? 
¿Ha sentido, usted, alguna vez odio hacia alguno de sus amigos? 
c) Situación social 
 
¿Cuál es Ja ocupación de sus padres, abuelos, hermanos y pa- 
rientes próximos? 
¿Cuál es la situación financiera familiar? 
¿Cuál es su educación, su religión y su raza? 
¿Qué opina, usted del hogar en donde se educó? 
¿Cómo estaban distribuidos los dormitorios en su casa y quié- 
nes los ocupaban? 
¿Fue usted criado por su madre, por alguna pariente, por niñeras? 
¿Tuvo, usted, compañeros de juego en su infancia? ¿Cuáles 
eran los juegos que usted hacía? 
¿En qué colegios estuvo? ¿Qué tal eran? 
¿Cuál era, aproximadamente, la distribución del presupuesto
familiar en su infancia y cuál es ahora? 
¿Qué libros eran especialmente leídos en su hogar? 
¿Qué clase de distracciones preferían sus familiares y usted? 
¿Cuáles son las opiniones políticas, sociales, estéticas, econó- 
micas, etc., de su familia y de usted? 
¿Quién cree, usted, que es la persona que ejerce más autoridad 
en su familia? 
¿Está, usted, satisfecho de sus relaciones sociales o querría 
cambiarlas? ¿Cómo las cambiarla si pudiese? 
 
 
6 8 EMILIO MIRA LÓPEZ
¿Tiene, usted, alguna persona de relieve social a la que le gus-
taría parecerse? 
¿Cuál era la actitud de usted y la de su familia frente a las reu-
niones caseras, a las diversiones y deportes, a la bebida, el
juego, etcétera? 
¿Cuáles eran las ideas religiosas de usted y de su familia, y las 
políticas? 
¿Cuáles son ahora? 
6. Dos cuestionarios especiales
 
A la larga serie de cuestiones que hemos resumido ya, Schilder
agrega -para el mejor conocimiento de la personalidad del enfer-
mo - dos cuestionarios, uno acerca de la agresividad y otro acerca
de la muerte, que h a ensayado ampliamente con sus colaborado-
res. Helos aquí (algunas preguntas han sido adaptadas a nuestro
ambiente): 
a) Agresividad 
 
¿Qué es coraje? Dé ejemplos. 
¿Qué es cobardía? Dé ejemplos. 
¿Por qué no se h a de ser cobarde? 
¿Le ha gustado alguna vez contradecir? 
¿Cree, usted, que conviene siempre dominar la situación? 
¿Se debe luchar con alguien que sea más fuerte o más débil? 
¿En qué condiciones cree, usted, justificado pegar a alguien? 
¿Cuándo cree, usted, justificado disparar contra alguien? 
¿Cómo se defendería usted contra alguien, más fuerte, que lo 
atacase? 
¿Es, usted, fuerte? ¿Le gustaría ser más fuerte? 
¿Querría, usted, ser débil (físicamente hablando)? 
¿Cree, usted, que tiene mucha importancia la fuerza física? 
¿Le ofenden y molestan a usted con frecuencia? 
¿Cómo cree, usted, que habrían de ser castigados los crimi- 
nales? 
¿Se halla justificada, a veces, la pena capital? 
¿Se juzga, usted, bueno o malo? (social y moralmente, ¿cómo y 
cuánto?). 
 
 
MANUAL DE PSICOTERAPIA 6 9 
¿Qué cree, usted, qué está bien y qué está mal en la vida se- 
xual? 
¿Cuál es su propósito (o propósitos) en la vida? 
¿Cuáles son sus principales objetivos (deseos a lograr) en la ac- 
tualidad? 
¿Qué dinero necesitaría, usted, ganar para ser feliz? 
¿Cuándo se siente, usted, satisfecho y alegre? 
¿Cuáles son las personas que, usted, considera como sus hé- 
roes? 
¿Le gustaría, a usted, llegar a ser héroe? ¿Cómo? 
¿Qué piensa, usted, de la guerra? 
¿Pelearía, usted, en ia guerra? 
¿Preferiría, usted, ser muerto como un héroe o vivir como un 
cobarde? 
b) Muerte 
 
¿Piensa, usted, a menudo en la muerte? 
¿Qué se le ocurre, a usted, cuando piensa en ella? 
¿Cree, usted, que trata de no pensar en la muerte? 
¿Le molesta, a usted, la idea de la muerte, como una sombra, 
en su vida? 
¿Tiene, usted, miedo de la muerte, de morir o de ser muerto? 
¿Deseó, usted, alguna vez morir o ser muerto? ¿Cuándo y cómo? 
¿Llegó, usted, a pensar en suicidarse? Si tuviese que aconsejar 
un suicidio, ¿qué procedimiento cree, usted, preferible? 
(colgamiento, disparo, ahogamiento, envenenamiento, que- 
mamiento, desfenestramiento, etc.). 
¿Intentó, usted, alguna vez el suicidio? ¿Cómo, cuándo y por qué? 
¿Establece, usted, alguna relación entre el Amor y la Muerte? 
¿Cree, usted, en una vida ulterior a la muerte? ¿Cómo se la 
imagina usted? 
¿Le molesta a usted ver un cadáver? 
¿Se imagina, usted, lo que pensaría si se estuviese muriendo? 
¿Ha pensado, usted, lo que haría si le comunicasen que sólo le 
queda una hora de vida? 
¿Ha pensado, usted, en la muerte de personas queridas? ¿Ha
tenido alguna vez el deseo de que muera alguien? ¿Y el de
matar a alguien? 
 
 
7 0 EMILIO MIRA LÓPEZ
¿Ha matado animales? ¿Cuáles?
¿Qué muerte le conmueve más, la rápida o la lenta, la de una 
persona joven o la de un viejo, la de un ser insignificante o 
la de un ser importante?
Naturalmente que los resultados obtenidos con las pautas que 
acabamos de mencionar han de ser integrados e interpretados en
cada caso con particular fineza por el psicoterapeuta, a base de
asociarlos a los proporcionados por otras pruebas y datos. Enton-
ces sabrá qué clase de sujeto tiene ante sí y cómo ha de enfocar su
actuación curativa. Fácilmente se comprende que la adopción de
un a actitud adecuada al modo de ser, de hacer y de valer del enfer-
mo es condición básica -cualesquiera que sean los restantes ele-