Minimanual - Reumatologia
32 pág.

Minimanual - Reumatologia


DisciplinaFisioterapia8.505 materiais24.507 seguidores
Pré-visualização24 páginas
debe ser sospechada cuando 
un paciente con Sjögren presente tumefacción parotídea de forma 
prolongada o reducción de los títulos de factor reumatoide. (MIR 
94-95, 24; MIR 01-02, 83).
11.2. Diagnóstico.
El diagnóstico se realiza mediante la clínica y pruebas que indican 
hipofunción glandular. El diagnóstico confirmatorio se consigue 
gracias a las biopsias, en las que se observa la infiltración linfocitaria 
característica.
La xerostomía se diagnostica mediante sialometría, sialografía 
o gammagrafía. La biopsia de la glándula salivar menor posee una 
alta rentabilidad para confirmar la sequedad de boca.
La xeroftalmía se comprueba gracias al test de Schirmer tipo I (se 
coloca papel adsorbente en el párpado inferior. Según la longitud de 
papel empapado en un tiempo determinado, se conoce la cantidad 
de lágrima producida). La tinción de rosa Bengala permite observar 
ulceraciones corneales puntiformes, debidas al daño de la córnea 
por la falta de protección que proporciona la película lacrimal.
Tabla 32. Formas del síndrome de Sjögren.
º1NERGÖJS HIVROPNERGÖJS
.LOIMEDIPE aidemdade,rejum nevojnórav
CITNAOTUA aL-itnAyoR-itnA ON
CARTLIFNI 8DC 4DC
ALH 5RD 3RD
HIV OVITISOP OVITAGEN
11.3. Tratamiento.
No existe tratamiento específico. Se alivia los síntomas de xeros-
tomía y xeroftalmía mediante colutorios de bromhexidina oral y 
lágrimas artificiales. 
Las manifestaciones articulares pueden responder a la hidroxi-
cloroquina. Los corticoides y los inmunosupresores se reservan para 
la afectación visceral grave. 
TEMA 12. POLIMIOSITIS Y DERMATOMIOSITIS.
Las miopatías inflamatorias idiopáticas son enfermedades muscu-
lares poco frecuentes que cursan con debilidad muscular, funda-
mentalmente proximal y simétrica, y con inflamación no supurativa 
del músculo esquelético (MIR 96-97F, 97).
Clasificación de la Polimiositis-Dermatomiositis (Bohan y col).
 Grupo I: polimiositis idiopática primaria.
 Grupo II: dermatomiositis idiopática primaria.
 Grupo III: dermatomiositis o polimiositis asociada a neoplasia: en 
mayores de 50 años y ancianos. Asociados a tumores de mama, 
pulmón, ovario, gastrointestinales y mieloproliferativos.
 Grupo IV: dermatomiositis o polimiositis infantil asociada con 
vasculitis: afectación cutánea con signos de vasculitis sistémica 
y calcificación subcutánea
 Grupo V: polimiositis o dermatomiositis asociada con enferme-
dad del colágeno.
DIAGNÓSTICO.
Se requiere cuadro clínico típico elevación de CPK, EMG caracte-
rístico, biopsia muscular positiva.
TRATAMIENTO.
De elección los corticoides en dosis altas. Si no hay respuesta, se 
prueba con la azatioprina. Las manifestaciones cutáneas responden 
a la hidroxicloroquina.
TEMA 13. ARTROSIS.
13.1. Definición.
La artrosis es la enfermedad articular más frecuente y consiste 
en la insuficiencia de las articulaciones diartrodiales( móviles, con 
sinovial). Se puede distinguir una artrosis primaria ó idiopática y 
otra secundaria, asociada a traumatismos, anomalías del desarrollo, 
enfermedades metabólicas, endocrinas, depósito de cristales de 
calcio, enfermedades óseas o neuropática.
El factor de riesgo más importante para padecer artrosis es la edad 
(MIR 98-99F, 210). Otros factores asociados parecen ser la obesidad 
miniMANUAL 1 CTO
Pág. 30
(que produce sobrecarga de las articulaciones), los traumatismos 
y el sobreuso de la articulación. También parece existir factores 
hereditarios implicados. La artrosis afecta a más del 50% de los 
sujetos con más de 65 años. 
13.2. Manifestaciones clínicas.
Los síntomas característicos son el dolor de tipo mecánico, la rigidez 
de corta duración ( al contrario que en las enfermedades articulares 
inflamatorias), la crepitación y la limitación de la movilidad. En 
fases avanzadas puede producirse sinovitis por desgaste de la arti-
culación y en los casos más evolucionados hasta deformidades.
En la artrosis primaria, los exámenes de laboratorio son normales 
y el líquido sinovial es de tipo no inflamatorio(MIR 00-01F, 81).
En la radiografía se observan los signos característicos de la 
artrosis: el pinzamiento articular asimétrico (en la AR es simétrico), 
la esclerosis subcondral, (en la AR hay erosiones), los osteofitos( en 
la AR se observa osteoporosis yuxtaarticular), las geodas y la defor-
midad articular(MIR 96-97, 118).
FORMAS CLÍNICAS MÁS IMPORTANTES.
Artrosis de IFD. Presenta herencia AD. Predomina en las mujeres. 
Se manifiesta con los nódulos de Heberden. 
Artrosis de IFP. Produce los característicos nódulos de 
Bouchard.
Artrosis del pulgar o rizartrosis. Más frecuente en mujeres y 
asociado a los nódulos de Heberden. Provoca dificultad para hacer 
el gesto de la pinza (con el dedo índice y pulgar) 
Artrosis coxofemoral. Es más frecuente en varones. Cursa con 
dolor inguinal acompañado de cojera y dificultad para levantarse 
o sentarse de una silla. 
Artrosis de rodilla. Es la principal causa de discapacidad cró-
nica en ancianos. Predomina en mujeres, con comienzo habitual-
mente unilateral y con tendencia posterior a hacerse bilateral. Se 
presenta como dolor en la interlínea articular o en la cara anterior 
de la rodilla.
Artrosis vertebral. Puede afectar a cualquier nivel. Denomina-
mos espondilosis a la enfermedad degenerativa de los discos junto 
con artrosis vertebral de las articulaciones interapofisarias. En la 
columna cervical produce cervicalgia y en los casos más graves 
puede llegar a comprimir la médula ósea. En la columna dorsal 
produce dolor a la rotación del tronco, y a nivel lumbar afecta a 
las últimas vértebras( L4-L5 \u2013S1)
13.3. Tratamiento. 
No existe un tratamiento definitivo, por lo que la finalidad es evitar 
la pérdida de movilidad y la aparición de dolor.
A Se recomienda realizar ejercicios de tipo isométrico y medidas para 
disminuir la carga sobre la articulación (como por ejemplo, dismi-
nuir de peso para que la articulación soporte menos presión). 
B. El dolor se controla mediante AINEs, estando aprobados los 
ICOX 2 para disminuir los efectos secundarios de los clásicos 
AINEs.También son de utilidad las inyecciones intraarticulares 
de corticoides y de ácido hialurónico (estas últimas parecen 
proporcionar un alivio más duradero).
C. Si tras 6 meses de tratamiento médico correcto persiste una 
validez importante, se puede optar por la cirugía, sobre todo a 
nivel de la cadera y la rodilla (artroplastias de sustitución).
TEMA 14. OTRAS ARTROPATÍAS.
14.1. Osteoartropatía hipertrófica (acropaquias).
Se caracteriza por la deformidad de los dedos en palillo de 
tambor, periostitis y artritis. Aunque existe una forma primaria 
(herencia AD), lo más frecuente es la forma secundaria asociada 
a diferentes enfermedades, entre las que destacan las infeccio-
nes pulmonares crónicas, la fibrosis quística, la sarcoidosis, la 
enfermedad inflamatoria intestinal y las neoplasias intestinales 
y torácicas.
14.2. Fibromialgia.
Es una enfermedad frecuente, cuya prevalencia aumenta con 
la edad, que se presenta en mujeres (relación 9/1) de más de 50 
años. 
Aunque no está clara la patogenia ni la etiología de este proceso, sí 
se han postulado diversos factores como los causantes de la fibromial-
gia. Entre ellos destacan: los trastornos del sueño, principalmente de 
la fase 4; déficit de serotonina o de la hormona de crecimiento, que 
juegan un papel en la regulación del dolor, el sueño y la forma física; 
alteraciones psicológicas como la depresión, la ansiedad, la somati-
zación y la hipocondría; alteraciones del SN autónomo ; disminución 
del umbral del dolor y de la resistencia muscular.
Hay algunas enfermedades psicosomáticas asociadas con la 
fibromialgia, que apoyan la relación entre esta enfermedad y ciertas 
alteraciones psiquiátricas. 
CLÍNICA.
Cursa con un dolor sordo generalizado junto con rigidez del tronco 
y de las cinturas escapular y pélvica. La rigidez es máxima por la 
mañana y va aliviándose a lo largo del día. Las pacientes presen-
tan problemas