A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
131 pág.
VON LISZT, Franz. La idea de fin en el Derecho Penal

Pré-visualização | Página 5 de 25

forma y con
mayor o menor intensidad en los diversos momentos,
es una constante del pensamiento penal.
Incluso su fondo naturalista y sociológico, que,
por un lado, lastra su concepción preventivoespecial
y le impide elevarse hasta las formas o modalidades
últimas y más depuradas, de reeducación y corrección
moral del delincuente, favorece así, por otro, en feliz
combinación con su mentalidad liberal, el respeto a
la intimidad del individuo, dándole en este sentido un
valor infalible y constituyéndola, de modo más inme-
diato, en autorizada enseñanza o advertencia para la
actualidad.
En cambio, entre sus puntos. de vista y sus reco-
mendaciones resultan inaceptables para la Conciencia
agudizada y vigilante dé la dignidad humana en nues-
tra época e-insoportableS para la sensibilidad cóntem-
poránea, y-se han tornado anacrónicas en algunas dé-
23
cadas, la categoría de delincuentes irrecuperables y
la segregación perpetua o por tiempo indeterminado
que propone para ellos, así corno los castigos corpo-
rales y el ayuno riguroso que admite COMO sanciones
disciplinarias en ciertos establecimientos .penitenciarios;
pero, por fortuna, éstos no pasan de scr puntos secun-
darios en su obra.
3.—Innecesario parece decir que esta obra, el Pro-
grama de Marburgo, ha obtenido el honor de su tra-
ducción a diversos idiomas, incluido el ruso, aunque
inexplicablemente no hasta ahora al nuestro, a pesar,
de haber sido varios los penalistas españoles que pa fa-
ronpor el Seminario o Instituto de von Liszt en Ber-
lín.
A colmar este lamentable vado viene la traduc-
ción que acaba de efectuar el profesor ENRIQUE
AIMONE GIBSON, tan fiel al original alemán, a su
contenido y a su espíritu, al estilo y hasta a los de-
talles, cuanto lo consiente el idioma castellano. Hace
veintidós años, al publicarse la versión italiana (La
teoria dello scopo nel Diritto penale, Milano, Giuffré,
1962, en un volumen de XXXII + 72 páginas, de la
preciosa colección "Civiltá del Diritto"), ponderaba
Calvi las dificultades que ofrecía traducir este opúscu-
lo lisztiano a una lengua románica, por la frecuencia
de sus "imágenes fig;iradas. de expresiones arcaicas,
de locuciones extrañas, tomadas ora del denguaje doc-
to, ora del familia'''. Pues bien, nos atrevemos a ase-
gurar que tales dificultades han sido superadas en la
versión castellana, muy ceñida al texto alemán, pero
no menos correcta en castellano, que no busca una ga-
24
la ni se permite una libertad que. pudieran -traicionar
al' primero, sin atentar por esto: en ningún momento
.contra el segundo. Creo que da con acierto. a un von
Liszt auténtico en un castellano verdadero. Por .ello,
el profesor AIMONE merece bien-de quienes nos-dedi-
carnos al Derecho penal en el anchuroso rnrundó"hi..i-
pánico.
Por estimarla preferible, la traducción se ha rea-
lizado sobre la edición del Programa en la Ze•tschrift,
que queda reseñada. La italiana, justamente elogiada-
en su momento por sus muchos méritos, está hecha
sobre el luto que aparece en los Strafrezhtliche Auf-
sa.etze und Vortraege, también reseñado, pero es de
deplorar que prescindiera olimpicanzente de las notas,
con todo .su aptarato crítico y bibliográfico, sin dar
siquiera una explicación de tal proceder; omisión en
que, por supuesto, no se ha incurrido en este volumen,
donde se ha guardado con las notas tanto o más cui-
dado que con el cuerpo de la obra.
A modo -de introducción se ha antepuesto a ésta
el sagaz y sugestivo artículo que escribió Jiménez de
Asila, cercano ya a sus postrimerías, para la conmemo-
ración de von Liszt en el cincuentenario de su óbito,
y cuyo título constituye toda una afirmación de la
gravitación y presencia de su pensamiento en el mun-
do del Derecho punitivo. Ya se sabe que, por más que
evolucionara hasta avanzadas posiciones dogmática-
mente neoclásicas, Jiménez de Asúa ha sido llamado,
con razón, por Antón Oneca (1897-1981) "el más
lisztiano de los penalistas españoles", lo que equivale
a decir de todos los penalistas de habla española.
Pues bien, con las debidas autorizaciones se reprodu-
25
ce el delicioso ensayo "Corsi e ricorsi": La vuelta de
von Liszt, cuyo original en castellano se publicó en la
revista bonaerense, fundada por el propio Jiménez de
Asúa, Nuevo Pensamiento Penal, año 1, número 2,
mayo-agosto de 1972, págs. 191-203, y que en alemán,
con el título "Corsi e ricorsi", Die Wiederkehr Franz
von Liszts, había aparecido .en la Zeitschrift berlinesa,
tantas veces citada, volumen 81 (1969) , fascículo 3,
págs. 685-699.
Por todo lo cual, la lectura del volumen que pre-
sentamos será, por cierto, una lección, pero espero que
también un deleite.
M. DE RIVACOBA
Viña del Mar (Chile), 8 de octubre de 1984.
26
CORSI E RICORSI
LA VUELTA DE VON LISZT
1. Todo vuelve. La crisis positivista
No se repetirán los hechos, pero sí los ciclos. Y
en nuestro Derecho penal se producen periódicamente
las crisis. No me refiero a la Neue Revision de Koest-
lin 1, que complementa la de Feuerbach 2, sino a
crisis más hondas. La 'llamada "Scuola positiva" pro-
dujo una intensísima en nuestra disciplina, en la que
se intentó trabajar con .los métodos experimentales
propios de las ciencias de la naturaleza. Señaló esta
crisis, con palabras de gran nobleza literaria, Bernar-
dino Alimena, el malogrado profesor de Módena, en
1910. 'Comenzaba así su bellísimo prólogo: "Ogni
scrittore é prima di tutto e sopra tutto un tempera-
mento; onde non é possibile giudicare un libro en ma-
fiera ecqua se non ci si mette in un certo senso dal
3 Neue Rerision der Grundbesriffe des Criminalrecbts, Tübingen,
,1845. Esta obra, que representa la culminación hegeliana en nues-
tra rama jurídica (tendencia en la que inspiran también sus Lebr-
bUilber. Abegg y Berner), se estima tan importante que ha sido re-
impresa ahora mediante el sistema fotográfico, como tantas más
(!as de Dierling, WkIa , Engisch y tantas más, así como otras mu-
chas que están anunciadas, etc., como Die Normen de Binding).
2 La Rerision des peinlichen Rechts, publicada en dos Vols. en
1799-1800, también ha sido reproducida ahora por el procedimiento
fotográfico ya mencionado.
29
punto di vista di chi lo a scritto. Questo, che sempre
é yero, é vero a maggior ragione per la scienza nostra,
che in questa ora attraversa la crisis pitl intensa" 3.
2. La crisis de ahora
Desde 1930 nuestra dogmática acusa otra crisis.
La produce Hans Welzel y es, como no ha dejado de
señalar Bockelmann 4, un verdadero sismo sistemático.
La teoría de la "acción finalista" —que impera hoy
entre los jóvenes italianos, como Santama.ria 5; espa-
ñoles, como Cerezo Mir, el basta ahora más correcto -
'traductor de Welzel6; e iberoamericanos, como Enri:
que Bacigalupo en la Argentina 7 , y Juan Bustos en
Chile, que ha vertido al castellano el Derecho penal
del profesor de Bonn, sobre la 10:1 edición alemana 8—
3 Principii di Diritto pende, Nápoles, Pierro, 1910, tomo 1, pág. XV.
4 Lleber das Verhaeltnis ron Taeterschaft und Teilnahme, Goettin-
gen, Verlag Karl-Friedrich Fischcr, 1919, págs. 22 y sigs. (recogido
luego en cl volumen de artículos del autor Sirafrechislische Untersu-
chungen, Goettingen, Schwartz, 1957, págs. 49 y sigs.).
3 Prospettire del concesto finalistico di azione, Nápoles, jovene,
1955.
6 Ha vertido al castellano E/ nuera sistema del Derecho penal, de
Hans Welzel, Barcelona, Ariel, 1961..
7 Vide sus dos obras La noción de autor en el Código penal, Bue-
nos Aires, Abcledo-Perrot, 1965, y Culpabilidad, dolo y partid-
pación, Buenos Aires, Ed. Alvarez, 1966.
* En todo 10 por él escrito demuestra, además, su convicción fina-
lista. Vide, especialmente, Culpa y finalidad (Los delitos culpo.
30
no sólo se refiere, como el nombre lo indica, al con-
cepto final de la acción delictiva, sino que transforma
radicalmente el sistema