A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
501 pág.
Manual del residente traumatologa COT 2

Pré-visualização | Página 32 de 50

del flexor superficial de los dedos para terminar situándose en la cara 
anterior de la membrana interósea.
A nivel distal el nervio mediano pasa por debajo del ligamento anular del carpo y al salir del túnel carpiano emite 
sus ramas terminales: la rama motora inerva los músculos de oposición del pulgar (abductor corto, oponente y 
fascículo lateral del flexor corto) discurriendo por la eminencia tenar. El área sensitiva comprende la cara palmar 
de los tres dedos radiales y la mitad radial del anular, la cara dorsal de las dos últimas falanges de los tres 
primeros dedos y la mitad externa del cuarto (figura 2). Puede estar comprimido a distintos niveles durante su 
recorrido. 
 
6.7.1. Ligamento de Struthers
Causa infrecuente de compresión del mediano. Se trata de una banda fibrosa que une una apófisis supracondílea 
a la epitróclea, bajo la que pasa el nervio mediano que por lo general no da ninguna clínica.
En ocasiones, sobre todo después de una fractura supracondílea, aparece un cuadro clínico de dolor en cara 
medial de brazo y antebrazo durante la extensión del codo y la pronación de la muñeca objetivándose en una 
radiografía dicha apófisis o exostosis.
• Tratamiento. Eliminación de la apófisis supracondílea y neurolisis.
 
6.7.2. Expansión bicipital
La compresión bajo la expansión bicipital es un fenómeno muy raro pudiendo ocurrir tras la reducción espontánea 
de una luxación de codo. 
 
6.7.3. Pronador redondo
Consiste en la compresión del nervio mediano entre las dos cabezas del músculo pronador redondo. Se 
desconoce la causa exacta de la compresión aunque se cree que es debida a una sobreutilización del antebrazo 
produciéndose una hipertrofia del músculo pronador y una fibrosis de su fascia. Se observa en individuos que 
realizan movimientos de pronación repetitivos en la extremidad superior.
• Clínica. Dolor a nivel de antebrazo junto con alteraciones sensitivas en el área de distribución cutánea del 
mediano, sobre todo diurno (diagnóstico diferencial con síndrome del túnel capiano).
• Pruebas de provocación. Pronación del antebrazo contra resistencia o flexión de codo contra resistencia con 
antebrazo supinado.
•Tratamiento. Eliminar movimientos/posturas que favorezcan dicha compresión. Si no mejoría: descompresión del 
nervio a nivel del codo.
 
6.7.4. Síndrome del nervio interóseo anterior
Es la compresión del nervio interóseo anterior (NIOA) a su paso por el antebrazo. Da ramas al flexor largo del 
pulgar, porciones laterales del músculo flexor profundo de los dedos, a la membrana interósea y al músculo 
pronador cuadrado.
Los puntos de compresión más frecuentes son:
– Expansión aponeurótica del bíceps sobre músculos epitrocleares.
– Músculo pronador redondo.
Página 11 de 149. Síndromes canaliculares de la extremidad superior
23/01/2011http://www.manualresidentecot.es/es/bloque-i-estructura-funcio...
– Arco del flexor común superficial de los dedos.
• Clínica. Debilidad del flexor largo del pulgar, del flexor profundo del índice y del pronador cuadrado.
• Diagnóstico
– Inversión signo de Froment (figura 3).
– Imposibilidad para realizar pinza eficaz.
– No alteración sensibilidad.
• Diagnóstico diferencial con el síndrome de Parsonage-Turner
• Tratamiento. Inicialmente conservador. Se recomienda que si en el plazo de 4-6 meses no se observa 
recuperación espontánea del mismo está indicada la liberación quirúrgica del mismo.
 
6.7.5. Síndrome del túnel del carpo
Es el más conocido de todos los síndromes canaliculares y también el más frecuente. Con este nombre se conoce 
un complejo de signos y síntomas que resultan de la compresión del nervio mediano a su paso por el túnel 
carpiano en la muñeca7.
Por este túnel discurren el nervio mediano y los nueve tendones flexores de los dedos siendo su techo el 
ligamento anular del carpo que hace de puente entre los huesos del carpo (trapecio, escafoides, pisiforme y 
ganchoso).
• Etiología. Más frecuente en el sexo femenino, en un alto porcentaje no se identifica una causa clara (idiopática).
– Traumática: fracturas extremidad distal del radio.
– Microtraumática: enfermedades profesionales.
– Endocrinas: embarazo, diabetes, menopausia.
– Médica: leucemia, obesidad, mieloma.
• Clínica
– Parestesias, dolor y acorchamiento en área nervio mediano.
– Puede afectarse antebrazo, codo y hombro.
– Predominio nocturno. Despiertan al paciente.
– Casos graves: atrofia eminencia tenar con pérdida de fuerza y caída de objetos de las manos.
– Signo de Pryse-Phillips: desaparición de la clínica al sacudir la mano.
• Diagnóstico. Pruebas de provocación: podemos reproducir los síntomas mediante una serie de maniobras de 
provocación que producen compresión del nervio mediano:
– Prueba de Phalen: flexión máxima mantenida de la muñeca. Es positiva si aparecen dolor y/o parestesias 
(figura 4).
– Signo de Tinel: mediante la percusión de la piel proximal al canal del carpo.
– Otras son prueba de compresión directa (Durkan), maniobra de extensión (Werner), etc.
– Valoración sensibilidad discriminativa.
• Diagnóstico diferencial. Afecciones radiculares cervicales, mielopatía cervical, atrapamientos proximales del 
nervio mediano, síndrome de Raynaud entre otros.
Página 12 de 149. Síndromes canaliculares de la extremidad superior
23/01/2011http://www.manualresidentecot.es/es/bloque-i-estructura-funcio...
• Pruebas complementarias
– Elelectromiograma (EMG) constituye el examen clave pero debe correlacionarse con los datos clínicos, 
pudiendo ser normal en las formas leves8.
– Radiología simple: útil en casos secundarios a fracturas.
– Ecografía, TAC y RMN: para complicaciones postquirúrgicas o dudas diagnósticas.
• Tratamiento conservador. Se recomienda en las formas iniciales y en las que cursan con alteración moderada 
del EMG. No se ha comprobado la utilidad real de los tratamientos con vitamina B6, pero sí se recomiendan 
antiinflamatorios orales, infiltraciones intracanal de corticoides (no más de tres) y férulas de reposo nocturno.
• Tratamiento quirúrgico. Se realiza en las formas graves y en las resistentes al tratamiento conservador. Se 
objetiva una mejoría inmediata de la clínica de dolor y hormigueo nocturno que presentaban antes de la 
operación9.
Mediante anestesia locoregional se realiza una incisión palmar corta (en línea con el dedo anular) seguida de una 
sección completa en sentido longitudinal del ligamento anular del carpo en su lado cubital, previa protección del 
nervio.
Recientemente se están empleando técnicas abiertas con incisión palmar mínima (1,5 cm) 10 y endoscópicas.
Entre las ventajas de la cirugía endoscópica11 están la reincorporación más rápida a las actividades habituales, la 
recuperación precoz de la fuerza, la disminución de los problemas de cicatrización y la ausencia de secuelas 
estéticas. En la actualidad la cirugía endoscópica está indicada en las compresiones idiopáticas clásicas del nervio 
mediano12,13.
Como contraindicaciones de la misma destacar las anomalías anatómicas, gangliones, neuromas, 
reintervenciones o etiología traumática.
 
6.7.6. Pulgar del jugador de bowling
Cuadro clínico producido por la compresión repetitiva del nervio digital interno del pulgar (rama sensitiva del nervio 
mediano). Presenta hormigueo e hiperestesia del pulpejo del pulgar. El tratamiento es conservador protegiendo la 
zona y limitando la actividad que lo provoca.
 
BIBLIOGRAFÍA
1. Allieu Y, Chammas M, Roux JL. Syndromes canalaires et des défilés (canal carpien exclu). Encycl Méd Chir App 
locom 1997; 15-005-A-10:1-16.
2. Upton ARM, McComas AJ. The double cruz in nerve entrapment síndromes. Lancet 1973;2: 359-61.
3. Lundborg Dahlin LB. The pathophysiology of nerve compression. Hand Clin 1992; 8:215-27.
4. Mac Gowan AJ. The results of transposition of ulnar nerve for traumatic ulnar