A maior rede de estudos do Brasil

Grátis
73 pág.
Manual CTO 6ed Endocrinología em espanhol

Pré-visualização | Página 46 de 50

de rabdomiólisis en 
combinación con fibratos (gemfibrocilo) superior al observado
con el resto de las estatinas (MIR 03-04, 76). Recientemente está 
en estudio la rosuvastatina, última estatina de gran potencia. 
Contraindicadas en niños y embarazadas.
• Ezetimibe. Fármaco de reciente aparición que inhibe la ab-
sorción intestinal de colesterol, indicado en asociación con 
estatinas.
• Fibratos. Estos fármacos actúan en diversos sitios inhibiendo 
la producción de VLDL y aumentando su depuración (de esta 
manera disminuyen fundamentalmente los TGs). El mecanismo 
por el que disminuyen el colesterol no es muy claro.
• Acido nicotínico (niacina). No se conoce con exactitud el me-
canismo de acción de este compuesto, parece que es un agente 
antilipolítico, que inhibe la movilización de los ácidos grasos 
desde el adipocito. Reduce también la síntesis directa de VLDL y 
es el fármaco que aumenta la HDL en mayor grado (MIR 05-06, 
78).
NIVELES DE INTERVENCIÓN EN LA DISLIPEMIA.
Tabla 56. Objetivos de control de la dislipemia (MIR 99-00, 80).
������� ������������ ���������
������� yaciméuqsiaítapoidraC
*setnelaviuqe
aciméuqsiaítapoidraC
������� VCRFsámo2 VCRFsámo2oMD
������� VCRFnúgnino1 VCRFnúgnino1
��� 04> 53>
��� )MDne051<(002< < 002
selpitlúm,sutillemsetebaid:aciméuqsiaítapoidracedsetnelaviuqE*
edsamrofsartoysetneserpralucsavoidracogseiredserotcaf
onaciremaosnesnoc(lenaPtnemtaerTtludA:PTA.sisorelcseoretra
edaloñapsEdadeicoS:AES;)aimepilsidaledotneimatartlearap
.selapicnirpralucsavoidracogseiredserotcaf:VCRF;sisorelcsoretA
Existen unos objetivos globales que se basan en estudios de riesgos 
de morbimortalidad. La existencia de otros factores de riesgo debe 
Tabla 55. Dislipemias familiares (MIR 03-04, 45).
�������������� ���������� �������� �������������� ������� �����������
��������������������
aimedirecilgirtrepiH
railimaf
acinégiloP
aledotnemuA
edacitápehnóicerces
sGTnesacirLDLV
aimedirecilgirtrepiH
edogseirnoc
ojaborep,sititaercnap
VCogseir
nocotneimatarT
,sotarbif,ateid
yocinítocinodicá
sosargsodicá
3-agemo
II-CopaedticiféD
II-CopAneG
avisecermosotuA
edipmieS
ocitápehotneimaralca
smQyLDLVed
LPLedticiféD
LPLneG
avisecermosotuA
edipmieS
ociréfirepotneimaralca
smQyLDLVed
aimenietorpopilaflaopiH
railimaf
I-AopAneG
.LDHednóicunimsiD
nocritsixeocedeuP
sGTedotnemua
VCogseiredotnemuA
ysotarbif,ateiD
sanitatse
���������������������
�������������������
railimafaimepilrepiH
adanibmoc
ocinégiloP
nóicercesedotnemuA
oLDLVedacitápeh
yLDLedolumúca
LDLV
VCogseiredotnemuA
ysotarbif,ateiD
sanitatse
aimenietorpopilatebsiD
railimaf
EopAneG
modmosotuA
)gicortehyomoh(
yLDLVedotnemuA
ednóicunimsid
edotneimaralca
selaudisersalucítrap
VCogseiredotnemuA
samotnaxsolsocipíT
sodairtseseramlap
ysotarbif,ateiD
sanitatse
acitápehasapiledticiféD LHneG VCogseiredotnemuA
�������������������
�������
aimeloretselocrepiH
acinégonomrailimaf
R-LDLneG
001-BopAneG
modmosotuA
)oretehyomoh(
otneimaralcaedatlaF
odagíhneLDLed
,VCogseiredotnemuA
odoterbos
atogicomoh
)006>loretseloc(
ysanitatse,ateiD
saniser
aimeloretselocrepiH
acinégilop
acinégiloP
soled%01ledsoneM
remirpedserailimaf
odarg
sámnóicisopsiderP
selatneibmaserotcaf
.VCogseiredotnemuA
edlatotloretseloC
003-002
sanitatse,ateiD
MANUAL CTO 6ª Ed.
Pág. 56
tenerse muy en cuenta a la hora de conseguir unos y otros niveles 
de lípidos en plasma. Muy importante valorar la existencia de car-
diopatía isquémica previa o diabetes mellitus. Estudios recientes 
sugieren que el diabético debe ser considerado como si tuviera 
ya enfermedad coronaria, y se recomienda niveles de LDL<100, 
HDL>40 en hombres y HDL>50 en mujeres y triglicéridos <150 
(MIR 02-03, 119).
Tabla 57. Factores de riesgo cardiovascular.
����������� �����������
rejumy54>nórav(oxesydadE•
.)acisuáponemtsop
edserailimafnesetnedecetnA•
dademrefneedodargre1
.zocerpralucsavoidrac
.LDLotnemuA•
.LDHednóicunimsiD•
.sutillemsetebaiD•
.lairetranóisnetrepiH•
.omsiuqabaT•
.dadisebO•
.omsiratnedeS•
.aimedirecilgirtrepiH•
.sasnedysañeuqepLDL•
.)a(pLedotnemuA•
.aníetsicomohedotnemuA•
.RCPedotnemuA•
.onegónirbifedotnemuA•
.laidnarptsopaimepilrepiH•
7.3. Obesidad y su tratamiento.
INTRODUCCIÓN.
La obesidad es la enfermedad metabólica más prevalente del mundo 
occidental (en países industrializados es del 10-30% de la población, 
en España de un 13%) y constituye una causa muy importante de la 
morbimortalidad en los países desarrollados. La obesidad aumenta 
la mortalidad claramente en sus grados severa y mórbida. Existen 
datos de que la obesidad moderada, incluso la ligera pueden au-
mentar la mortalidad cardiovascular, una vez excluida la asociación 
a otros factores de riesgo.
La morbilidad asociada a obesidad viene determinada por la 
mayor asociación con DM, HTA, dislipemia, enfermedad vascular, 
síndrome de apnea del sueño, afectación osteoarticular, colelitiasis, 
hernia de hiato, aumento de incidencia de determinados cánceres 
(varones-colon y próstata y en mujeres- mama, vesícula biliar, ovario y 
útero), aunque falta la confirmación definitiva de dicha asociación, al-
teraciones en la circulación venosa, mayor riesgo de malformaciones 
en el tubo neural en los hijos de madres obesas, lesiones cutáneas tipo 
intertrigo y acantosis nigricans, hernias inguinales y abdominales, 
trastornos psiquiátricos (depresión, bulimia...) y anomalías endocri-
nas (hiperinsulinismo, cortisoluria elevada por hipersensibilidad del 
eje hipotálamo-hipófiso-adrenal, disminución de testosterona por
disminución de la amplitud de los pulsos de LH, disminución de GH 
e hiperestrogenismo en mujer por la conversión de androstendiona 
a estrona en el tejido adiposo periférico, edad ósea avanzada en el 
niño con adelanto puberal secundario) (MIR 99-00F, 81; MIR 97-98, 
178; MIR 95-96, 117; MIR 94-95, 238; MIR 05-06, 184).
La distribución de la grasa corporal es importante en el riesgo 
cardiovascular. Así, un índice cintura/cadera >1 en el varón o >0,85 
en la mujer aumenta el riesgo cardiovascular. A este tipo se le de-
nomina obesidad de tipo androide. La obesidad con distribución 
ginecoide comporta menor riesgo cardiovascular.
ETIOLOGÍA.
La mayoría de los pacientes obesos tienen una obesidad exógena, 
que de una forma simplista deriva de un balance energético posi-
tivo con un aumento de la ingesta calórica, acompañada o no de 
descenso del gasto energético.
La regulación de la ingesta no es del todo bien conocida, aunque 
se han identificado gran variedad de sustancias que actúan esti-
mulando o inhibiendo el apetito en el centro hipotalámico. Dichas 
sustancias son: triptófano, dopamina, adrenalina, serotonina, no-
radrenalina, colecistoquinina, neurotensina, calcitonina, glucagón, 
insulina, endorfinas, encefalinas, dimorfismo, enterostatina, pépti-
do YY, neuropéptido Y, leptina, CRH (Hormona liberadora de corti-
cotropina) y MSH (Hormona estimulante de los melanocitos). 
Por otro lado, el gasto energético integra tres conceptos fun-
damentales: 
1. El gasto energético basal es la energía necesaria para mantener 
la función y la estructura del individuo. Constituye el 60-70% del 
gasto energético total.
2. El efecto térmico de los alimentos. Es la energía consumida en 
los procesos de aprovechamiento de los nutrientes ingeridos. 
Se refiere al 10-15% del gasto energético basal.
3. La actividad física, que puede comprometer desde el 0-50% del 
gasto energético total. 
Sólo una minoría de pacientes obesos presentan obesidad se-
cundaria cuyas causas aparecen en la tabla siguiente.
Tabla 58. Cuadros que cursan con obesidad.
Lesiones hipotalámicas:
 - Tumor.
 - Trauma.
 - Lesión. 
Endocrinopatías:
 - Hipercortisolismo.